Del Toro, Iñárritu y Hayek presentan fondo de apoyo al cine mexicano

Sifonóforo es el fondo con el que los cineastas mexicanos se solidarizan con el gremio, afectado por la pandemia del coronavirus
Alejandro González Iñárritu y Guillermo del Toro. (Getty Images, archivo)

Múltiples miembros y organizaciones de la industria del cine mexicano, entre los que se encuentran Alejandro González Iñárritu, Guillermo del Toro o Salma Hayek, presentaron este jueves el fondo Sifonóforo, a través del que buscan ayudar a los trabajadores más frágiles de este campo.

Te recomendamos: 30 películas imprescindibles del Cine Mexicano

Con este “fondo de emergencia audiovisual”, que cuenta con 10 millones de pesos por el momento, se beneficiarán los trabajadores técnicos y manuales del cine que se hayan visto afectados por la contingencia derivada del coronavirus.

“Este fondo es un organismo marino que esta conformado por muchos organismos que habitan en el fondo pero producen su luz y cada uno tiene sus funciones. Esto nace como un acto de solidaridad para los más vulnerables, con menores sueldos, más edad o problemas de salud. Esto es para mostrar el poder de la unión”, expresó Alejandro González Iñárritu, director de películas como “Amores perros” o “The Revenant”.

Sifonóforo funciona con la colaboración de la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas (AMACC), en cuya página web se encuentra la información y donde los trabajadores pueden hacer la solicitud para recibir una ayuda de 20 mil pesos y puedes visitar en este link.

Mónica Lozano, presidenta de AMACC, explicó que Sifonóforo es una “iniciativa solidaria y colectiva” que nace como consecuencia del “torbellino de incertidumbre, preocupación y angustia” que ha significado el coronavirus en los últimos meses.

“Se detuvo toda la actividad, los rodajes y proyectos están inciertos y la fecha de regreso a la actividad fílmica plena se ve todavía lejana. Nadie sabe que va a pasar”, expresó.

En un contexto muy complejo para todas los sectores económicos, el cine ha sido uno de los perjudicados y, con la incertidumbre de no saber cuando se va a poder volver a las salas de proyección ni reanudar los rodajes, era urgente, explicaron, dar apoyo a quienes han puesto toda la carne en el asador durante años para que el cine mexicano sea de calidad.

Y es que, según datos de la Cámara Nacional de Cinematografía (Canacine) aportados por Inna Payán, representante de productores independientes implicados en el proyecto, el cine es un sector muy fuerte en México que beneficia no solo social y culturalmente, sino también económicamente al país.

En 2019 se realizaron en México 216 largometrajes y al menos 49 series, la cifra más alta desde que hay registro y en 2018 la industria generó 30 mil 946 puestos de trabajo, lo que significa un incremento del 37% con respecto a 2010, detalló Payán.

“Esta pausa pone en peligro de extinción a esta tribu de gitanos que somos, una industria de la que dependen 30 mil personas. (…) Es un pequeño intento porque es tan grande el problema que apenas podemos atenderlo. El fondo estará abierto para que más colegas puedan participar y poner dinero mientras el trabajo no regrese. Para muchos es insostenible”, puntualizó Iñárritu.

Con información de EFE.

RMT