Cuba asegura que EU miente sobre ataques acústicos a diplomáticos

Sede de la embajada de Estados Unidos en La Habana, Cuba. Reuters

El ministro de Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez, acusó este jueves al Gobierno de Donald Trump de mentir sobre los misteriosos ataques a la salud de sus diplomáticos en La Habana para dañar la relación bilateral entre los dos países.

“Puedo afirmar rotundamente que quien afirma que ha habido ataques como causa de estos daños de salud miente deliberadamente”, dijo Rodríguez en rueda de prensa en Washington. “Se están utilizando estos daños como pretexto para dañar la relación bilateral”, añadió.

El ministro no puso en duda que más de una veintena de diplomáticos estadounidenses y familiares hayan sufrido los síntomas que se ha dicho que sufren, pero aseguró que estos no responden a ningún ataque.

“Puedo afirmar concluyentemente que esas afecciones de salud no pueden deberse a un solo origen”, manifestó tras la investigación que Cuba ha realizado. “Si el Gobierno de Estados Unidos cree lo contrario, lo invito a presentar evidencias”.

Rodríguez aseguró que Washington se ha negado a compartir con el Gobierno cubano los indicios que asegura tener sobre los misteriosos ataques, así como las identidades de los estadounidenses afectados.

Cuba enmarca todo esto en el giro en la política hacia la isla que el presidente Donald Trump ha dado frente al deshielo liderado por su antecesor, Barack Obama, cuya apuesta por el deshielo llevó a los dos países a retomar en 2015 unas relaciones bilaterales rotas durante más de 50 años.

Ahora, “se ha producido un retroceso significativo”, manifestó el canciller cubano, que se refirió al duro discurso anticastrista pronunciado por Trump en junio en Miami, donde anunció un cambio de política hacia la isla el que incluyó, entre otras cosas, un endurecimiento del embargo y una mayor limitación de los viajes de los estadounidenses a la isla.

Estados Unidos asegura que, desde noviembre de 2016, 24 diplomáticos estadounidenses que trabajaban en Cuba y familiares han sufrido alteraciones en su estado de salud a causa de unos ataques de origen desconocido que les han causado síntomas como pérdida de audición, mareos, zumbidos, dolores de cabeza, fatiga, problemas cognitivos y dificultades para dormir.

El Departamento de Estado norteamericano retiró recientemente a más de la mitad de su personal en la embajada caribeña y posteriormente expulsó a 15 diplomáticos cubanos de Washington.

Con información de DPA.

FJMM