¿Cuál es el estado actual de la relación entre México-EU?, análisis en Despierta

Cuál es el estado actual de la relación entre México-EU

Gabriel Guerra y Carlos Bravo en la mesa de Despierta con Loret. (Noticieros Televisa)

Los especialistas Gabriel Guerra y Carlos Bravo analizaron este lunes en Despierta con Loret la relación bilateral entre Estados Unidos y México. Al ser cuestionados sobre si dicha relación es “bipolar”, ya que tiene, por un lado, desacuerdos como la cancelación de la reunión prevista entre los presidentes Enrique Peña Nieto y Donald Trump, y por otro se están llevando a cabo negociaciones sobre el TLCAN y hay cooperación en materia de seguridad, Bravo señaló que dicha relación tiene que ver con los canales a través de los cuales se despliega la política interior.

Dijo que en el caso de la renegociación del TLCAN, ésta ha podido avanzar pese a sus lentitudes porque se trata de una renegociación que no pasa por la Casa Blanca, ya que ésta es un lugar “particularmente caótico, disruptivo”. Sin embargo, aclaró, en algún momento la renegociación terminará en el escritorio de Donald Trump y ahí se verá qué pasa.

Agregó que el hecho de que México forme parte del portafolios de asuntos que lleva el yerno de Trump, Jared Kushner, ha resultado muy problemático ya que esto no le ha dado ningún resultado concreto a nuestro país.

“Kushner no ha tenido ni un solo logro concreto”, dijo Bravo y añadió que se podría decir que el diseño de ese portafolio está hecho deliberadamente para que Kushner no pueda avanzar.

Por su parte, Gabriel Guerra dijo discrepar de Carlos Bravo pues el portafolio de inversiones de Jared Kushner sí está funcionando “bastante bien” porque lo está entremezclando con todos los temas de política exterior que maneja, lo que no es una novedad y hay acusaciones sustentadas desde hace meses.

Para Guerra “estamos en el peor de los mundos”, pues tenemos una relación con un presidente –Donald Trump-, que es absolutamente incoherente, ilógico, que vive en los años 70’s en materia comercial, que no tiene idea de lo que es una balanza comercial opuesta a una balanza de resultados, que es grosero, ofensivo. Por otro lado, continuó Guerra, el intermediario con México es un hombre (Jared Kushner) al que le acaban de quitar su nivel de acceso a la información confidencial, que está siendo acusado por múltiples conflictos y de todos los asuntos de Estado que trae en el maletín pues en ninguno se han visto grandes avances.

Sobre la respuesta del gobierno de Peña Nieto ante la actitud de Trump, Carlos Bravo manifestó que el “menú” de alternativas de México es muy limitado, además que hay un principio fundamental en la relación México-Estados Unidos, que es la simetría de poder.

Sobre los que dicen que Peña Nieto se está comportando como el adulto en la habitación, implicando que Donald Trump es como un niño, Bravo señaló que es muy difícil ser “el adulto en la habitación cuando el niño es infinitamente más poderoso que tú”, pues tu margen de maniobra es muy limitado.

Añadió que esta situación está teniendo un costo para Peña Nieto a nivel de política interna pues cuando Trump dice “México” no nos está hablando a nosotros sino a su electorado y a la idea de lo que nuestro país representa para ellos.

No obstante, Gabriel Guerra consideró que no nos podemos abstraer y pensar que como Trump no nos está hablando a nosotros no nos toca.

El analista manifestó que Enrique Peña Nieto ha manejado esto con mucha madurez, con mucha ecuanimidad, no ha caído en las provocaciones y ha logrado mantener dignidad y decoro en una relación que es dificilísima.

Ambos especialistas coincidieron en que es una necedad seguir insistiendo en que los presidentes Peña Nieto y Trump se reúnan.

Para Carlos Bravo es una necedad pues Trump siempre trata de salirse por la tangente, vuelve a la modalidad de como si estuviera haciendo campaña y aunque es verdad que México sale más o menos digno y bien parado, la pregunta es por qué México se puso en la posición de tener que resolver ese problema porque nuestro país está insistiendo en que los presidentes se tomen una fotografía y mandar un mensaje de que ya se pasó la página.

“La página no se va a pasar mientras Trump esté en la Casa Blanca”, puntualizó Bravo.

Para Gabriel Guerra, existe la posibilidad de que Trump continúe en la Casa Blanca seis años más, por lo que hay que ponerse los cinturones de seguridad porque al próximo presidente de México le van a tocar esos seis años más de Trump.

Sobre la reunión Peña Nieto-Trump, Gabriel Guerra dijo que no hay manera de que salga bien.

Respecto a la visita de Jared Kushner a México, la semana pasada, y las críticas a Peña Nieto por haberlo recibido, Gabriel Guerra señaló que quien diga que el mandatario sólo puede recibir a presidentes o gente de su nivel “no entiende nada”.

“Recibes a quien te conviene, a quien te interesa, y si el presidente quiere recibir al yerno, al cuñado, al atleta destacado… los canales de comunicación no necesariamente tienen que ver con el rango o el protocolo”, dijo Guerra, pero aclaró no estar tan seguro de la eficacia del yerno de Trump pues aunque tiene la confianza de éste y es una de las personas más cercanas a él, cada vez que Kushner logra un avance significativo en el tema México sale Trump y lo sabotea.

Consideró que la única falla en la reunión entre Jared Kushner y Peña Nieto fue haberle dado tanto perfil pues pudo haber pasado “un poquito más abajo en el radar”, además de que a los dos días del encuentro salió Trump a decir barbaridades.

Para Carlos Bravo es necesario darle a todo esto la perspectiva de política doméstica, pues para México éste fue un tema de primera plana durante dos o tres días y en Estados Unidos no fue ni uno solo.

“Nosotros le dimos un perfil más alto a la visita de Jared Kushner”, dijo y agregó que hay una diferencia entre tener contacto con un operador muy cercano a tener contacto con un operador que sea muy eficaz, pues Kushner ha mostrado ser muy cercano a Trump pero no ha mostrado ser eficaz.

Añadió que desde el punto de vista de la política interna en Estados Unidos, México “siempre ha sido la piñata” y cada vez que Trump quiere azuzar a su base y movilizar este sentimiento nacionalista, México es el recurso perfecto.

“El muro, la migración, cómo abusan de nosotros, las drogas, todo ese asunto. Entonces Trump está siguiendo el mismo libreto que ha seguido desde la campaña. El lugar de México en su discurso no ha cambiado. México insiste en querer que cambie, pero no va a cambiar porque a Trump poner a México en ese lugar le ha beneficiado”, dijo Bravo.

Por su parte, Gabriel Guerra agregó que Donald Trump ya está en campaña para reelegirse, por lo que vamos a tener dos años a este presidente de Estados Unidos en campaña.

Añadió que hay que reconocer al gobierno de México porque no ha habido una debacle en la frontera, que no ha habido un rompimiento masivo de colaboración en ningún tema. El TLCAN sigue vivo y “todavía se le mueve la colita”, entonces del desastre que nos imaginábamos hace año y medio, pues “ahí vamos”.

Bravo señaló que hay que reconocerle al gobierno mexicano que ha atinado en la renegociación del TLCAN, pero hay un tema en política interna en Estados Unidos, pues todos los empresarios se han movilizado allá y han hecho suya, por convicción o por interés propio, la causa mexicana, y eso ha ayudado mucho a suavizar la posición de la Casa Blanca respecto al Tratado de Libre Comercio.

Con información de Despierta con Loret

AAE

CARGANDO...