CRIMEN Y SEGURIDAD

Crimen organizado asedia Fresnillo, Zacatecas; cada calle tienen una historia de muerte, narra habitante

Los ciudadanos de Fresnillo, Zacatecas, afirman que ahí el crimen organizado no respeta hora ni  lugar.

  • En 2021, la probabilidad de morir asesinado en ese municipio fue 6.6 veces más alta que en el resto del país.

Hay ciudades en México donde prácticamente el 100% de quienes ahí habitan se sienten inseguros. Es el caso de Fresnillo, en Zacatecas; en 2021, la probabilidad de morir asesinado en ese municipio fue 6.6 veces más alta que en el resto del país.

Te recomendamos: Video: Civiles armados persiguen a convoy de militares en Nueva Italia, Michoacán

Ese año, las carpetas de investigación por homicidios dolosos y feminicidios en Fresnillo fue de 177 casos por cada 100 mil habitantes, mientras que en el país fue de 26.7 por 100 mil habitantes.

Reporteros de En Punto recorrieron Fresnillo y de inmediato fueron detectados por el crimen organizado.

“Es prácticamente en cada colonia, en cada calle puede haber una historia de un evento qué pasó”, aseguró una habitante.

Habitantes de Fresnillo, Zacatecas, aseguran que no hay sitio en esa ciudad en el que no haya ocurrido un hecho violento.

“Hubo un caso en una comunidad en rancho grande que dejaron una persona ahí en un puente y al día siguiente amanecieron tres y en el mismo puente”, recordó una habitante.

Durante un recorrido en auto por las calles de la segunda ciudad en importancia en el estado, los ciudadanos afirman que ahí, el crimen organizado no respeta hora ni  lugar.

”En el banco que está aquí atacaron a un policía que estaba en su día de descanso y a plena luz del día”, dijo una habitante.

“Aquí a espaldas de esta iglesia dejaron a una persona desmembrada aquí atrás. Ahí la dejaron como en bolsas de basura. Diario hay un evento, algún eventos, ya sea que se escuchan detonaciones, que se escucha qué hay una casa que atacan a balazos qué hay alguna persona que resulta que la atacaron”, detalló una habitante de Fresnillo.

Según el Inegi, 97.1% de los fresnillenses consideran que vivir en esa ciudad es inseguro.

“La percepción tiene una razón y es porque sí han pasado muchos hechos de inseguridad que mantiene a la gente con temor”, comentó un habitante.

En menos de una cuadra, una mujer de 40 años, mostró más de cuatro puntos en los que son recurrentes las balaceras, los embolsados y los desmembrados, y hay más.

“Aquí es la zona de la Lagunilla y aquí ha pasado varias veces, por ejemplo; hace algunos días mataron a un jovencito y también hace algunas semanas aquí enfrente donde está este lugar donde venden cerveza estaban unos jóvenes de fiesta y entraron y también los atacaron”, narró la habitante.

“En el primero fueron dos personas y en el segundo veían como persiguiendo a alguien y lo alcanzaron en esta bodega que está aquí”, apuntó un habitante.

“A la gran mayoría puede que les haya pasado algo o bien que conozcan de algún evento qué pasó cerca de su casa, del lugar en el que estaban o que conocen a alguien que le pasó algo, pero siempre todos tienen una historia que contar”, destacó un habitante.

Cada vez es más común que la gente establezca protocolos de seguridad.

“La gente sí sale, pero hay determinada hora que ya todo mundo se va a su casa, te hablo de entre 8 de la noche; hay una colonia que se llama Abel Dávila, con verlas puedes imaginar o ver la situación que se puede vivir en ese tipo de colonias”, indicó una habitante.

Durante este recorrido En Punto visitó la colonia Abel Dávila.

“Aquí están abandonadas las casas por completo unas saqueadas, ya ni puertas, ni ventanas. Son como guaridas”, señaló la habitante.

“Obviamente todos estos eventos han ido evolucionando a una situación más violenta que, a veces uno cree que no puede haber cosa peor, pero siempre hay algo peor”, comentó.

El control que tiene los cárteles del crimen organizado, es tal que inclusive el equipo de En Punto recibió amenazas y fue  perseguido durante la realización de este reportaje; en distintos momentos de la grabación dos sujetos abordó de un auto color rojo estuvieron merodeando al equipo, además de que dejaron un mensaje amenazador en el parabrisas.

Con información de Abraham Reza y Víctor Olvera.

LLH