Crean #NoSonSoloNúmeros para darle nombre y apellido a víctimas del COVID-19

Familiares de víctimas de este virus se volcaron a compartir historias y recuerdos de sus seres queridos.

Luego de que México superó los 30 mil fallecimientos oficiales por COVID-19, en redes sociales familiares de las víctimas usaron el hashtag #NoSonSoloNúmeros para ponerle nombre, rostro e historia a quienes han fallecido durante la pandemia.

Te puede interesar: México suma 32 mil 796 muertos por coronavirus y 275 mil tres casos confirmados

El tuit del periodista Daniel Moreno compartiendo una foto de su hermano Juan José, fallecido el pasado 16 de junio por COVID-19  junto con el hashtag #NoSonSoloNúmeros desató miles de reacciones.

Familiares de víctimas de este virus se volcaron a compartir historias y recuerdos de sus seres queridos.

Duelo sin adiós

“Era un hombre muy sonriente, muy alegre, muy humano, era un papá muy amoroso, muy correcto, muy cumplidor, el primero de junio se sintió un poquito mal por la mañana”, recordó Sandra Oropeza, hija de víctima de COVID-19.

Sandra perdió a su padre, el doctor José Antonio Oropeza, un cirujano que hasta el último día de su vida acudió a su consultorio. Dos días después de ser internado, falleció.

“Nos deja a mucha gente que lo extrañamos; sabemos que él quería dar consulta hasta el último día. Gracias pa’ te amamos”, compartió Sandra Oropeza, hija de una víctima de COVID-19.

El pasado 18 de junio, Alma también perdió a su padre, Albino Martínez, de 66 años, originario de Coyotepec, Estado de México.

“Él venía de una familia muy humilde. Él rompió paradigma, él dijo me voy a estudiar a la Ciudad de México mientras tuviera música de Los Bukis, un tequila, un brandy, él era feliz; él es mi papá no son solo números, son seres humanos que amaron y nos enseñaron a amar”, compartió Alma Martínez, hija de víctima de COVID-19.

El COVID-19 también se ha llevado a jóvenes como Luis Saturnino Coquis de tan solo 27 años.

“Todos le decíamos ‘Chino’, estudió derecho y enfermería, pero lo que más le apasionaba era ser charro y ganadero. Siempre decía que a rajarse a su tierra cuando se asustaba por algo y de todos modos lo hacía yo creo que todos lo vamos a extrañar”, apuntó Ana Paula Coquis, prima de víctima de COVID.

La pandemia no permite siquiera que familia y amigos despidan a sus seres queridos con los rituales tradicionales.

Además, los deudos deben mantener aislamiento. Esto, según especialistas, puede causar que el proceso de duelo se vea interrumpido.

“A veces no podemos lograr expresar lo que sentimos y se llegan a presentar algunas reacciones físicas como falta de aire, como taquicardias y a la larga si esto se patologiza, podemos hablar ya de un trastorno depresivo o incluso hay personas que ya en un extremo pueden desatar un estrés post traumático; pueden desarrollar adicciones también”, dijo Mariana Edith Rodríguez Lugo, psicóloga en el departamento de Psiquiatría y Salud Mental de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Es el caso de Luis Antonio que no pudo despedirse de su primo Víctor, quien falleció hace dos meses.

“Hasta el día de hoy no hemos podido despedirnos de él como él se hubiera merecido, ni poderle hacer una misa. Una de mis tías se encargó de hacer los rosarios por vía Facebook y todas las personas que lo conocían, y de su círculo, se conectaban cada noche. Si de por sí una muerte es una experiencia desagradable, en tiempos de pandemia aún es peor porque no tienes un abrazo o un beso no tienes la oportunidad de ver el cuerpo y despedirte”, apuntó Luis Antonio, en testimonio de duelo.

Con información de En Punto.

LLH