COVID-19 provoca que pacientes con otras enfermedades hagan fila en hospitales de CDMX

La atención médica de personas contagiadas con COVID-19 provoca que pacientes con otras enfermedades hagan fila para ser atendidos en hospitales de CDMX

La demanda por servicios médicos de enfermedades que no son COVID-19 no se detiene en la Ciudad de México.

Te recomendamos: IMSS registra cinco mil 370 casos de COVID-19 entre personal médico

El IMSS e ISSSTE pospusieron citas y cirugías que no ponen en peligro la vida de las personas, pero en diversos hospitales se pueden encontrar filas de pacientes que son los otros enfermos.

En el Hospital 20 de Noviembre del ISSSTE, la calle se convirtió en sala de espera.

Pacientes que acuden por medicamentos con recetas resurtibles en el área de especialidades del Hospital 20 de Noviembre del ISSSTE son atendidos en la puerta.

Algunos llegan en silla de ruedas, otros, apoyados en andadera o bastón.

Los pacientes dicen que a pesar de la emergencia sanitaria los hacen ir cada mes.

El ISSSTE señaló que las recetas resurtibles para tres meses se otorgan en las unidades de medicina familiar para pacientes que solo requieren  control de sus padecimientos.

En el caso de las recetas de alta especialidad la situación es diferente.

Jorge Alberto Ramos, subdirector de Prevención y Promoción a la Salud del ISSSTE, dijo: “Puede haber casos de mayor complejidad como el 20 de Noviembre, el paciente requiere que su médico tratante evalúe si continúa o no con el tratamiento”.

Señalan que es la escasez de medicamentos es común.

El ISSSTE detalló que por seguridad de los pacientes y reducción de personal, de 578 mil consultas de especialidades programadas en abril solo se otorgaron 129 mil 757 en el país.

En la Clínica Gabriel Mancera del Seguro Social formados con sana distancia esperan para surtir sus recetas.

En la semana del 18 al 24 de mayo, el IMSS otorgó 307 mil 902 recetas resurtibles y la afluencia de pacientes bajó 30 por ciento.

Héctor Vargas, jefe de División de Medicina Familiar del IMSS, señaló: “Por el momento seguimos trabajando de acuerdo a como está el semáforo y ahorita estamos en rojo”.

El 26 de mayo pasado, en un comunicado, el Seguro Social informó que el 5 por ciento de quienes sufren una fractura vuelven a lesionarse en menos de un año.

Ariadna fue operada de la cadera en marzo pasado  en el Hospital de Traumatología Victorio de la Fuente, de ahí, la enviaron a rehabilitación a la Unidad de la Colonia San Rafael, su sorpresa fue encontrarlo cerrado.

La semana pasada fue dada de alta y dijo que su temor es que ya no le quieran dar la rehabilitación.

Hugo fue operado de la rodilla en octubre del año pasado en el Hospital Regional 2 del IMSS estuvo tres meses en rehabilitación.

El 3 de abril le confirmaron que necesita una nueva cirugía pero se realizará hasta que termine la contingencia.

Aunque camina con muletas, el 28 de mayo lo dieron de alta porque ya no está en tratamiento y no le pueden dar más incapacidades temporales.

Le dijeron que en tres meses le darán una incapacidad permanente.

El Seguro Social informó que las personas que necesiten rehabilitación se pueden atender en el Hospital de Alta Especialidad Victorio de la fuente, el cual continúa trabajando.

Con información de Luis Pavón

LSH