Senado sesiona a sana distancia por coronavirus

La presidenta del Senado, Mónica Fernández, explicó que, ante la contingencia por el COVID-19, se debía reducir al máximo el número de oradores
FOTO: Los senadores atendieron las recomendaciones por el COVID-19. (Senado de la República)

El Senado de la República celebró la sesión de este martes adaptándose a las recomendaciones de las autoridades sanitarias de mantener sana distancia.

Te recomendamos: ¿Por qué es tan contagioso el nuevo coronavirus?

La sesión empezó con menos de 50 senadores en el Pleno. La presidenta, Mónica Fernández, explicó que, ante la contingencia por el COVID-19, se debía reducir al máximo el número de oradores para no estar mucho tiempo en un lugar cerrado y que para evitar aglomeraciones sólo podría ingresar un asesor por grupo parlamentario.

“En el momento en el que se encuentren presentes en el salón de sesiones demasiadas personas, de conformida​d con las disposiciones sanitarias, esta presidencia realizará un aviso al Pleno, solicitando que el personal que no sea indispensable se retire para afecto de asegurar las medidas de sana distancia recomendadas por la Secretaría de Salud”, dijo Mónica Fernández, presidenta del Senado de la República.

La peculiaridad de la sesión llevó a algunos senadores a seguir la sesión en el patio del Federalismo.

“Ahorita es muy importante evitar los lugares cerrados, y sobre todo en el paso de los cubículos no tenemos ventanas, el aire que corre lo estamos respirando todos a la vez, pero además yo vengo de Monterrey, paso por dos aeropuertos, Monterrey y Ciudad de México y me parece que también en un acto de conciencia y viendo que mis colegas también están expuesto pues yo prefiero mantener así para evitar el mínimo contacto”, destacó Indira Kempis, senadora de Movimiento Ciudadano.

Otros desde sus oficinas.

“Obviamente hemos mantenido todo lo que las recomendaciones en materia de salud nos dice, si te fijas, solamente estamos dos personas trabajando aquí en mi oficina, ya se fueron todas la secretarias, lo jóvenes que nos ayudan. No hay nada más importante, nada más importante que la salud”, apuntó Manuel Añorve, senador del PRI.

Para quienes estaban en el salón de sesiones la instrucción fue hablar desde su escaño para evitar tener contacto con el atril de la Tribunal, sólo uno cumplió. Sin embargo los legisladores contaron con Fabiola Franco, trabajadora de intendencia, que limpió el atril el mismo número de veces que alguien tomó la palabra. Solo una senadora lo hizo por ella misma.

Pese a que  la noche del martes el Pleno fue sanitizado para reducir la contaminación microbiológica, algunos senadores entraron con cubrebocas especiales.

Durante las votaciones los legisladores no pudieron mantener sana distancia ya que hubo momentos en los que en el Pleno había 91 senadores.

Con información de Jessica Murillo.

LLH