Miriam Herrera, enfermera que durante 7 horas continúas atiende a pacientes con coronavirus

Sin descanso y con preocupaciones, Miriam piensa en sus pacientes como si fueran sus familiares.
Miriam Herrera, enfermera que durante 7 horas atiende a pacientes con coronavirus. FOTO Noticieros Televisa

Miriam Herrera Villa es enfermera del área de terapia intensiva del Hospital Juárez de México y durante 7 horas atendió a pacientes con coronavirus.

Te recomendamos: Yucatán confirma segundo muerto por coronavirus

Concluir un día como hoy es muy estresante ya que hay mucho movimiento. Cada día nos llegan más pacientes aquí al hospital, entonces uno tiene que dar todo de sí porque es nuestra responsabilidad y nuestra profesión”, dijo.

Fue una jornada de 7 horas continuas, atendiendo a pacientes con Covid-19 en el Hospital Juárez de México.

Sin descanso y con preocupaciones, Miriam piensa en sus pacientes como si fueran sus familiares.

Siento tristeza, angustia, siento también miedo. Sin embargo, creo que podemos brindarles una palabra de aliento cuando el paciente está despierto. Hasta tomarles incluso la mano y decirles que no se sientan solos, que nosotros estamos ahí para apoyarlos, para ayudarlos, para brindarles la mejor atención”, señaló Miriam.

Y es que además de ser enfermera, es esposa, hija y madre de familia. Esto la motiva a dar la batalla en la línea de fuego, pero también la satisfacción de regresar a casa después de haber cumplido con su heroica labor.

Pero antes de salir del hospital, sigue el protocolo de sanitización. Se baña, se cambia de ropa y en el trayecto de una hora y media; trata de relajarse, aunque en ocasiones, resulte difícil.

A veces llego a casa y no dejo de pensar en el tema, hay días que no he podido dormir. El estar a veces adentro con ese tipo de pacientes en la Unidad de Cuidados Intensivos, con una mascarilla. A veces sientes que te ahogas, hay momentos en los que te sientes mareada, los goggles a veces, de tanto sudor, no te permiten ver; pero el pensar que estás haciendo bien tu trabajo, y que te sientes orgulloso de hacer esa labor, es lo que te mueve y el que tu familia te apoya, eso no tiene precio”, reiteró la enfermera Herrera Villa.

Al llegar a casa, Miriam vuelve a seguir el protocolo de higiene. Se cambia y se alista para ir a ver a su hija quien, por prevención, está al cuidado de sus padres.

Siento mucho orgullo por ella y me dan ganas de abrazarla, aunque ahorita, por el problema que está pasando, no nos podemos tocar. Yo tengo mucha fe y vamos a seguir adelante, luchando con más fuerza. Vamos a superar esto”, afirmó el esposo de Miriam.

Solo 2 cuadras y 2 metros de sana distancia dividen física, pero no emocionalmente a esta familia. Separadas, madre e hija platican dentro de un garage:

Caro, ya llegué mi amor. Quisiera abrazarte, pero sé que entiendes que ahorita no te puedo abrazar mi vida. Yo sé que aquí tu abuelita te cuida muy bien”, dijo Miriam.

Te extraño mami y te quiero mucho. Me siento orgullosa de ella porque ayuda a los enfermos”, afirmó la menor.

Y la enfermera reitera el llamado de quedarse en casa.

Mi familia es mi fortaleza, mi hija, mi madre, mi padre, mi esposo. Gracias a ellos puedo seguir adelante. El mensaje que yo le doy a todas las personas es que por este momento se queden en su casa, ya que el personal de salud queremos ayudarlos para que también, en un determinado tiempo, abracen nuevamente a su familia”, concluyó la enfermera de terapia intensiva Hospital Juárez de México.

Con información de Farah Reachi

KAH