Recibe nuestras notificaciones con las noticias más importantes al momento.

Don José, el taquero que trabaja a pesar del coronavirus en la CDMX

Como muchas personas, Don José no puede dejar de trabajar porque si no, no recibe pago alguno
FOTO: Don José debe trabajar en un puesto de tacos de la CDMX, pese al coronavirus (Noticieros Televisa)

En medio de la crisis por el coronavirus, no todos pueden resguardarse en sus casas. Algunos porque son indispensables, como los médicos, enfermeras, policías, bomberos, pero otros porque viven al día, como don José, que trabaja en una taquería.

Te recomendamos: IMSS intensifica campaña ‘Sana Distancia’ por coronavirus en TikTok

Diario recorre 77 kilómetros en el transporte público, hasta su lugar de trabajo: un puesto de tacos y tortas en la calle de Doctor Lucio, en la Ciudad de México. En este trayecto gasta de ida y vuelta 110 pesos.

“Regularmente son dos horas de Villa de Tezontepec hasta donde trabajo”, compartió, José Guadalupe Enciso Rodríguez, empleado del puesto de tacos.

Cuando llega al negocio toma las medidas pertinentes.

“Al llegar al negocio, sí, pues gel antibacterial, cubre bocas, gel  y lavarse las manos”, compartió.

En el camión donde viajó los pasajeros tampoco aplicaron medidas sanitarias contra el coronavirus.

Después siguió su camino por la estación del Metro Potrero rumbo a Balderas.

A las 8 y media de la mañana, en plena hora pico, fue difícil seguir las recomendaciones de las autoridades federales de guardar la sana distancia.

Después de 6 estaciones de camino se bajó en Balderas y ya en su puesto, José se cambió de ropa, se lavó las manos con agua y cloro, se puso un cubrebocas, desinfectó su puesto y comenzó a despachar.

José trabaja como empleado en el puesto. Si no asiste, no recibe pago alguno.

“Si de por si ahorita no se han cerrado algunos lugares, ha bajado bastante la venta, esto tiende a que si no lo cierran, de todas maneras la misma gente ya no nos consume. A lo mejor el gobierno no va a cerrar, pero uno mismo los va a cerrar porque si ya no vendemos ¿qué vamos a hacer?”, señaló don José, empleado en un puesto de tacos.

Con información de Santos Briz.

LLH