Centro de la CDMX parece pueblo fantasma por coronavirus: Testimonio

"Ahora se ve que está muy triste la ciudad, y más, el Centro Histórico”, señaló uno de los pocos ciudadanos que no atendieron al llamado de quedarse en casa
FOTO: Hay personas que deben salir a buscar el dinero en la CDMX por necesidad. (Cuartoscuro)

Sin tráfico, sin aglomeraciones y sin ventas. Así luce el Centro Histórico de la Ciudad de México debido a la contingencia  sanitaria por coronavirus.

Te puede interesar: Mapa y estadísticas de coronavirus en México del 11 de abril de 2020

“Pueblo fantasma parece esto, algo nunca antes visto, otras veces saturado de gente, negocios, automóviles que ni caben aquí en esta acera, y ahora se ve que está muy triste la ciudad, y más el Centro Histórico”, comentó  Martín.

Reveló que le da un poco de tristeza.

“Pero pues qué le hacemos”, añadió.

(Cuartoscuro)

Martín fue uno de los pocos ciudadanos que no atendieron al llamado de quedarse en casa.

“Pues aquí dando la vuelta. Mucha gente anda así, como quien dice pues a la viva México.  Sí hay muchas medidas de protección y todo, pero pues uno no las toma en cuenta, así es que ya hasta que nos llegue, entonces si vamos a decir por qué no las tomé en cuenta, verdad”, dijo Martín.

Magdalena, únicamente salió a hacer compras esenciales.

“No habíamos salido y ahorita porque necesitamos ese medicamento. Para los cartílagos y se le acabó y es muy urgente para mi esposo, es que esto siempre está lleno, pero pues ahorita mejor que estemos en casa”, apuntó Magdalena, en testimonio.

La mayoría de los negocios permanecieron cerrados. Hoteles, tiendas de ropa, de calzado tienen sus cortinas abajo.

En la calle Madero, una de las más transitadas del país, solo abrieron tiendas de conveniencia y puestos de comida.

Para llevar únicamente. Más que nada para ahora sí para comer el pan de cada día . Ahorita eran vacaciones, se nos pone muy bien entra mucho turista y ahorita imagínate, puras pérdidas, pero si me quedo en casa imagínate te llega la luz hay que pagarla, si no te la quitan o la renta y todo es otra enfermedad se llama la débola: debo la renta, debo la luz, debo la casa”, comentó Marcos, mesero.

Juan José, un taxista, llegó hasta el centro de la ciudad, esperando encontrar pasaje.

“Un día como hoy sábado estaría lleno la plancha del Zócalo, habría mucha gente aquí en el centro de la ciudad, ahorita está vacío.  No hay gente, no hay trabajo. No tenemos ni para sacar la cuenta. El día de hoy llevo 200 pesos en todo el día, doy 150 de cuenta, 200 de gasolina. Regularmente hacemos mil, 900 pesos, pero ahorita la verdad, de hecho, ya me voy a casa porque ya no hay trabajo”, comentó Juan José Martínez, taxista.

Mientras tanto, los policías seguirán velando por la seguridad y salud de los mexicanos.

Un oficial de la Secretaría de Seguridad Ciudadana compartió como se atiende este llamado:

“Pues hay personas que si lo hacen y personas pues no y otras que tienen que salir por la necesidad que tienen y hay personas que de plano les vale. Si se les está dando la indicación de que permanezcan en sus hogares, es por el bien de todos, para no seguir con el contagio y que no se extienda más en la ciudad. El llamado se les va a seguir insiste, e insiste hasta que termine todo esto”, dijo el oficial.

Con información de Farah Reachi.

LLH