Banxico anticipa contracción de la economía en 2020 por coronavirus

La duración y profundidad de la contracción o caída de la economía mexicana dependerá de cuán prologada sea la suspensión de las actividades
Trabajadores de gobierno llaman a comercios de la calle de Corregidroa a cerrar por coronavirus. (Cuartoscuro.com)

El Banco de México (Banxico) ya anticipa una contracción de la economía mexicana en este año, derivado de las afectaciones de la pandemia de coronavirus, COVID-19, y advierte riesgos para la inflación, revelaron las minutas o resumen de la más reciente reunión de política monetaria del Banco Central realizada el pasado 20 de marzo en la que decidieron bajar en 50 puntos base la tasa de interés de referencia en México para dejarla en 6.5%.

Te recomendamos: Meseros despedidos por crisis del coronavirus exigen apoyo al Gobierno federal

Señalaron que la duración y profundidad de la contracción o caída de la economía mexicana dependerá de cuán prologada sea la suspensión de las actividades.

Lo que si advierten es que todas las expectativas de los analistas y organismos internacionales han sido ajustadas a la baja y la mayor parte de ellos consideran que la economía mexicana caerá entre 1 y 5% este año.

Uno de los subgobernadores anticipó que en los próximos meses las empresas enfrentarán retos significativos, como menores ingresos y una elevada incertidumbre sobre la demanda de sus bienes o servicios, lo cual puede ocasionar problemas de solvencia y desempleo.

Algunos subgobernadores advirtieron que los hogares enfrentarán una contracción en sus ingresos y tendrán menos oportunidades de gasto.

Los integrantes de la Junta de Gobierno, alertaron que en marzo empezaron a observarse paros técnicos en diversos sectores por falta de insumos y se prevén afectaciones significativas en el consumo y la inversión.

La mayoría mencionó que la restricción del flujo de personas y bienes internacionales afectarán con severidad al turismo y a los servicios en general y reconocieron que la caída en el precio del petróleo hará más complejo el ajuste de la economía.

Respecto a la inflación, algunos integrantes de la Junta de gobierno del Banco Central indicaron que si bien se estima que se mantenga su tendencia hacia la meta del 3% ésta podría ser más lenta. A la primera quincena de marzo la inflación anual se ubica en 3.71%.

Anticipan que la baja en los precios del petróleo será un factor que presione a la baja a la inflación, pero ello podría verse contrarrestado por las presiones al alza que podría tener la depreciación cambiaria sobre los precios.

La mayoría de los integrantes de la Junta de Gobierno, sostuvieron que la política más eficiente para responder a la coyuntura actual es la fiscal y atender bien la salud pública. Uno de miembros señaló que de manera simultánea se deben implementar otras medidas que permitan evitar un daño severo al aparato productivo y al sistema financiero, y que esto permitiría una recuperación rápida una vez que el choque se disipe.

Agregó que las acciones que fortalezcan la confianza en la capacidad de las autoridades para superar la problemática actual aumentarían el margen de maniobra para la política monetaria del Banco de México.

Con información de Guadalupe Flores.

Rar