Quienes ataquen a médicos por coronavirus en India irán a la cárcel

La legislación, en vigor por seis meses hasta que el Parlamento se reúna para aprobarla, se produce tras varias denuncias de agresiones
Medidas sanitarias por coronavirus en India. (Reuters)

India aprobó este miércoles un decreto para castigar la violencia contra los trabajadores de la salud con penas de hasta siete años de cárcel y sin derecho a fianza, después de varias denuncias por ataques contra médicos, estigmatizados en sus comunidades como portadores del coronavirus, COVID-19.

Te recomendamos: Coronavirus estará con nosotros por largo tiempo, advierte la OMS

“El Gobierno central ha presentado un decreto para poner fin a la violencia contra los trabajadores de la salud. La norma conlleva penas de prisión desde seis meses hasta siete años si alguien es declarado culpable”, dijo a la prensa el ministro de Información y Radiodifusión, Prakash Javadekar.

La policía completará las investigaciones de estos casos en un periodo de 30 días para evitar cualquier demora en el procesamiento del acusado, precisó.

“Tales delitos no tienen cabida en una sociedad civilizada”, condenó Javaderka al tiempo que indicó que la ordenanza dispone también una multa de entre 200,000 y 500,000 rupias (entre 2,600 y 6,700 dólares).

En este sentido, explicó que de ser atacada alguna instalación médica, los responsables pagarán por el doble del coste de los daños.

El primer ministro indio, Narendra Modi, se refirió al decreto como una manifestación del compromiso del Gobierno “de proteger a cada trabajador de la salud que lucha valientemente contra el COVID-19 en primera línea”.

“Garantizará la seguridad de nuestros profesionales. Su seguridad no puede estar comprometida”, señaló con un mensaje en Twitter el primer ministro horas después de que se aprobara la medida en una reunión del Gabinete presidida por él.

La legislación, en vigor por seis meses hasta que el Parlamento se reúna para aprobarla, se produce tras varias denuncias de agresiones.

Trabajadores del sector sanitario han denunciado desde el inicio de la crisis ataques por parte de la población, así como también estigmas y abusos de sus vecinos que temen que los médicos porten el virus a sus comunidades.

Recientemente un vídeo que circuló ampliamente en las redes sociales mostraba a dos doctoras siendo atacadas con piedras cuando acudieron a un vecindario de la ciudad de Indore a examinar a una paciente sospechosa de haber contraído el virus.

La Asociación Médica de la India había convocado protestas para hoy y mañana por los ataques, pero fueron suspendidas poco después de que el Gobierno aprobara este decreto.

De acuerdo con el sindicato médico, hay casos de médicos a los que se les ha negado incluso los funerales debido al estigma del coronavirus.

“Si se niega la dignidad incluso en la muerte, nuestra paciencia y moderación pierden su valor”, dijo la asociación en un comunicado.

De acuerdo a los últimos datos oficiales, el número de casos confirmados por coronavirus en India alcanzó hoy los 20,471 y 652 muertes.

Con información de EFE

Rar