DEPORTES

Copa América inicia en Brasil pese a brote de COVID-19 de jugadores

La aceptación por parte de Brasil fue criticada por diferentes sectores políticos y de la sociedad

Sin la presencia de las autoridades locales, que serían encabezadas por el presidente, Jair Bolsonaro, y con una insípida inauguración, deslucida a pesar de la falta de público, la Copa América de futbol dio este domingo, 13 de junio de 2021, su puntapié inicial en Brasilia en medio del fantasma de la pandemia.

Te recomendamos: Conmebol justifica la celebración de la Copa América ante las críticas

La entrada a la cancha del trofeo que se llevará la selección ganadora, el video de la canción oficial del torneo: “La gozadera, the official 2021“, del grupo cubano Gente de Zona, y unos descoloridos fuegos artificiales marcaron el inicio de la polémica edición de la Copa América.

Brasil, que juega en casa y defiende el título conseguido en 2019 también como anfitrión, y una diezmada Venezuela fueron los encargados de abrir en el estadio Mané Garrincha de Brasilia la edición 2021 del torneo de selecciones más antiguo del mundo.

El “gigante suramericano” acogió la realización del torneo a última hora, después de que Colombia, por problemas de orden público, y Argentina, por la crisis sanitaria del coronavirus, no lo realizaran.

La aceptación por parte de Brasil, país con más de 17.4 millones de casos confirmados y 487 mil muertes asociadas a la covid-19, fue criticada por diferentes sectores políticos y de la sociedad.

Ausencia de autoridades

Bolsonaro, que abanderó la realización del torneo y había anunciado su presencia en el estadio capitalino, comunicó a la Confederación Sudamericana de Futbol (Conmebol) sobre su ausencia este domingo, 13 de junio de 2021, en la apertura del torneo, sin dar detalles de los motivos.

El presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF), Rogerio Caboblo, máxima autoridad del deporte de multitudes en el país, tampoco estuvo presente porque fue separado temporalmente del cargo por una denuncia de acoso sexual por parte de una de sus secretarias.

Delegados de la Conmebol y del Gobierno del Distrito Federal de Brasilia fueron así los encargados de representar tímidamente a las autoridades deportivas y locales.

A pesar de un rechazo a la realización del torneo por parte de muchos brasileños, una manifestación convocada para protestar en las afueras del estadio no tuvo eco y solo unas cuarenta personas, con letreros en contra de Bolsonaro y la Copa América y a favor de las vacunas anticovid, se presentó al llamado.

Un grupo pequeño de venezolanos residentes en la capital brasileña, con cánticos y banderas en apoyo a su selección, terminaron haciendo más bulla en los alrededores del solitario Mané Garrincha.

Del avión a la cancha

Algunos de los jugadores venezolanos apenas tuvieron tiempo de desembarcar en el aeropuerto e integrarse al equipo, pues quince futbolistas tuvieron que viajar desde Caracas el sábado después de que once miembros de la delegación, entre ellos ocho jugadores, dieron positivo para COVID-19 y fueron aislados.

Tres jugadores bolivianos también dieron positivo a COVID-19 en Goiania, donde su selección enfrentará el lunes a Paraguay por el Grupo A, y dos miembros del cuerpo técnico de Colombia, que se presenta este domingo en Cuiabá ante Ecuador, por el B, tuvieron el mismo resultado en la prueba RT-PCR.

Con esa sombra del coronavirus, las críticas a la realización del torneo -incluso por parte de la propia selección brasileña-, la Copa América que se disputa en Brasilia, Río de Janeiro, Goiania y Cuiabá, espera superar los escollos y terminar, como está previsto, el 10 de julio.

Con información de EFE

RVC