Continúan trabajos por toma clandestina en la colonia Granjas México, en Iztacalco

Bomberos detectaron que aún había combustible en el subsuelo y la red de drenaje

FOTO: Personal de Pemex tomó muestras del drenaje y detectaron presencia del combustible. (Noticieros Televisa)

En la colonia Granjas México donde el jueves se detectó una toma clandestina subterránea a un costado de la terminal de almacenamiento y distribución de Pemex no han podido regresar a la normalidad.

Te recomendamos: Detectan coladeras con combustible en Iztacalco tras toma clandestina

Hoy cinco planteles de la zona no pudieron reiniciar el ciclo escolar y se prevé que los trabajos de reparación duren semanas.

“No va a haber clases porque todavía están limpiando las coladeras, por el riesgo nomás”, dijo Eduardo Tomás López, conserje de la primaria Margarita Maza de Juárez.

La medida fue recomendada por el gobierno capitalino, tras el hallazgo de la toma clandestina, el jueves pasado, y el flamazo de la noche del viernes.

Este incidente dejó a seis trabajadores de Pemex con quemaduras en cara, brazos y vías respiratorias.

Muchos estudiantes y padres de familia no se enteraron.

“Se tuvo que modificar todo, los horarios de familia”, comentó Fabiola Alejandra Cornejo, madre de familia.

Fabiola Alejandra vive en Ciudad Azteca y por su trabajo inscribió a su hijo en una guardería de esa zona.

Posponen inicio de clases en cuatro escuelas de Granjas México por toma clandestina

Ahora, dice, aumentó su preocupación, porque el plantel está ubicado en una zona industrial.

“Qué viene después, si va a estar la vida de mi niño en una zona segura. Me tiene muy preocupada”, expuso Fabiola.

A partir de las 10 de la mañana, grupos de trabajadores de los tres niveles de gobierno revisaron el sistema de drenaje de la zona.

Después, bomberos de la Ciudad de México aplicaron una espuma retardante de fuego.

Ángel Jáuregui, primer Inspector Bomberos CDMX: “Estamos lavando todo lo que es el drenaje por qué hubo bastante derrame de combustible”, indicó Ángel Jáuregui, primer inspector de Bomberos de la CDMX.

El fin de semana, los bomberos detectaron que aún había combustible en el subsuelo y la red de drenaje.

En un perímetro de un kilómetro a la redonda, personal de Pemex tomó muestras del drenaje y detectaron presencia del combustible.

Después, bomberos rociaron el químico especial para crear espuma.

“Los compañeros de Petróleos Mexicanos logran cerrar las dos fugas que se tenían y empiezan a extraer el combustible en pipas y se lo empiezan a llevar, lo mismo la tierra que se mojó con ese combustible. Para decirlo de manera coloquial lavar el drenaje es decir estos drenajes que corren por Añil y por Goma hemos estado lavándolos se les pone una espuma y esa espuma lo que hace es encapsular el combustible”, apuntó David León, coordinador Nacional de Protección Civil de la Secretaría de Gobernación.

La alcaldía de Iztacalco cerró hasta nuevo aviso las calles de Añil, Goma y Avena. Se resguardan los inmuebles de 100 familias, y se evacuó a 400 personas que tenían la opción de resguardarse en un albergue de la Ciudad Deportiva.

“Hay muchos gases en las coladeras”, señaló José Ortega, vecino de Granjas México.

“Ahorita lo que los han dicho es que, por prevención, desalojar”, señaló Alberto, vecino de Granjas México.

Autoridades capitalinas, de Pemex y federales supervisaron los trabajos en la zona, donde se han recuperado 154 mil litros de combustible.

Las tareas continuarán en los próximos días.

“La magnitud de lo que está haciendo Pemex es muy amplio. Se está lavando el drenaje permanentemente de tal manera evitar cualquier riesgo que pudiera haber en la zona”, dijo Claudia Sheinbaum, jefa de Gobierno de la CDMX.

Con información de Francisco Santa Anna.

LLH

CARGANDO...