Continúan trabajos en San Mateo Atenco por desbordamiento del río Lerma

Continúan trabajos en San Mateo Atenco por desbordamiento del río Lerma (Twitter @gfloresa7)

Autoridades del Estado de México señalaron que al menos hay mil 200 viviendas afectadas por el desbordamiento del río Lerma.

Se vino de repente por los drenajes, de repente se llenó la casa, con agua de sangre del rastro municipal de San Mateo, y ahora huele muy feo adentro, pero no nos podemos salir porque ¿a dónde vamos?”, dijo Leonor Segura, damnificada de San Mateo Atenco.

Soldados del Ejército Mexicano colocaron 25 mil sacos de arena en la fractura de uno de los bordos del río Lerma. (Twitter @AdelanteCesar)

Primero se tenía una cifra de mil casas porque eran las viviendas que podrían ser potenciales de ser afectadas, el día de hoy, por la noche, estaremos haciendo el empate de las cifras y el empate de los censos para tener la certeza de que no se estén duplicando o peor aún, que no se estén eliminando algunas viviendas afectadas”, apuntó Rafael Díaz, secretario de Obra Pública en el Estado de México.

Soldados del Ejército Mexicano colocaron 25 mil sacos de arena en la fractura de uno de los bordos del río Lerma.

Continuamos reforzando lo que fue la fisura para evitar un desprendimiento posterior. Hay 180 soldados trabajando en el bordo, pero el resto del personal está trabajando en las colonias”, expuso el mayor Rodrigo Bucio, de la Sedena.

Luego de dos días, los damnificados consiguieron ropa adecuada para poder sacar documentos y algunas pertenencias.

Voy a entrar a mi casa a sacar unos papeles porque se inundó. Empezó a subir por el drenaje de aquí, subir, subir, subir hasta que se llenó todo”, apuntó Andrés Morales Fierro, damnificado de San Mateo Atenco.

Este martes siguieron los trabajos de reforzamiento del bordo, censo de viviendas afectadas, limpieza de calles y vacunación de damnificados.

Las aguas están sumamente contaminadas, son aguas negras, son aguas del Río Lerma, de las zanjas que nos rodean, del rastro que tenemos acá. Un olor horrible que está uno aquí, duele la cabeza”, compartió Cristina Cruz Santiago, damnificada de San Mateo Atenco.

Así se ven desde el aire las calles y casas llenas de agua.

En el lugar siguen trabajando las brigadas de salud y comedores comunitarios del DIF.

Con información de Francisco Santa Anna.

LLLH