Recibe nuestras notificaciones con las noticias más importantes al momento.
Ver ahora

Contaminación atmosférica empaña visita del príncipe Carlos y Camilla a la India

El príncipe Carlos y su esposa Camila visitan Nueva Delhi en medio de una capa de contaminación (AP)

La nube de contaminación que envuelve Nueva Delhi enturbió hoy la visita a la India del príncipe Carlos de Inglaterra y su esposa Camilla, en la última parada de una gira asiática que les llevó también a Singapur y Malasia.

La novena visita oficial a la India del heredero de la corona británica, que se prolongará durante apenas 24 horas, coincidió hoy con el segundo día consecutivo de altos niveles de polución en Nueva Delhi, una situación que ha llevado a las autoridades locales a cerrar hasta el sábado los colegios de primaria.

Carlos, vestido con un traje blanco y corbata de elefantes y flores, y Camilla, con una blusa hasta la rodilla en tonos crema con plisados en el pecho, se mantuvieron con buen humor y muy cercanos durante sus actividades a pesar de la contaminación.

Los encuentros protocolarios, desde el recibimiento de la pareja en el aeropuerto internacional Indira Gandhi hasta eventos como el que tuvo lugar en la embajada británica en Delhi, con un “desfile” de esculturas de elefantes de colores, se vieron una y otra vez distorsionados por la constante neblina de polución.

Según datos de la Oficina Central de Control de la Contaminación (CPCB), a las 11.00 hora local (5.30 GMT) en el área de Punjabi Bagh, en el noroeste de la urbe, la concentración de partículas PM10 (aquellas menores de 10 micrones) fue de 1.314 por metro cúbico y la de PM2,5 (inferiores a 2,5 micrones) alcanzó los 796.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), la concentración de 200 partículas por metro cúbico es “muy insalubre”, mientras que de 300 en adelante convierten el aire en “tóxico”.

El príncipe Carlos, que la semana próxima cumplirá 69 años, viajó a la India por primera vez en 1975 y su última visita a la que fue conocida como la joya de la corona británica se produjo en 2013.

En el recuerdo colectivo de sus nueve viajes al país asiático está el de 1992, inmortalizado por una imagen de una solitaria Lady Di en el monumento del amor, el Taj Mahal, el mismo año en que los príncipes Carlos y Diana de Gales hicieron pública su separación.

Con información de EFE

MLV