Conflicto del agua en La Boquilla afecta a productores de Chihuahua

Hace más de cien años se inauguró la presa La Boquilla, con capacidad de 2,800 millones de metros cúbicos de agua, en el municipio de San Francisco de Conchos.

El conflicto por el agua en Chihuahua está mermando los ingresos de cientos de personas que viven de la siembra, de la pesca y hasta del sector restaurantero en la zona.

Te recomendamos: AMLO lamenta violencia en Chihuahua tras toma de Presa ‘La Boquilla’

Jesús Velo Hidalgo perdió toda su producción de nuez por falta de agua. No podrá levantar las tres toneladas que cosechaba cada año, en las dos hectáreas de nogales que tiene sembradas en su rancho “Los Velos”, en el municipio de San Francisco de Conchos, Chihuahua.

Desde hace más de 30 años, el rancho “Los Velos” se abastece del agua de un canal de riego agrícola que se alimenta de un manantial. Desde marzo pasado se empezó a secar, a raíz de que se extrajo mayor cantidad de agua del lago Toronto o El Tigre, que es el vaso contenedor de la presa La Boquilla para cumplir con el tratado de límites y aguas con estados unidos de 1944.

“No hubo lluvias y luego se terminó el agua del manantial, bajo el nivel del lago y se secó el manantial. Nosotros dependemos de la presa; se seca el manantial hasta que vuelva agarrar agua otra vez la presa vuelve a salir agua”, comentó Jesús Velo Hidalgo, productor agrícola de Chihuahua.

Joel Fierro Soto es otro pequeño productor agrícola y ganadero, que dejó de recibir agua en el canal de riego que pasa por su rancho “El Vado”, tiene un establo, con 70 chivas, que diariamente producen 120 litros de leche. También siembra alfalfa para alimentar a su rebaño y cosecha chile jalapeño.

“Mire nomas ahorita no tenemos ni para tomar, nos afecta mucho lo de la presa; de ahí, dependemos muchos agricultores, muchas familias”, señaló Joel Fierro Soto.

Hace más de cien años se inauguró la presa La Boquilla, con capacidad de 2 mil 800 millones de metros cúbicos de agua, en el municipio de San Francisco de Conchos. Es la presa más grande del estado y a través del rio conchos abastece de agua a tres distritos de riego agrícola concesionada para 20 mil productores, en once municipios, de la zona centro-sur del estado.

“Hay años que prácticamente no nos llueve nada y tenemos que cuidar esos embalses para hacerle frente al siguiente ciclo agrícola. Ahorita se cierra el 30 de septiembre y no volvemos a empezar a utilizar agua hasta el primero de marzo y tenemos que ser muy cuidadosos con el agua que tenemos ahí”, expuso Salvador Alcantar, presidente de la Asociación de Usuarios de Riego de Chihuahua.

La Comisión Nacional del Agua reporta que la presa La Boquilla registra 31 por ciento de almacenamiento, con 898 millones de metros cúbicos de agua, sin embargo, autoridades de San Francisco de Conchos denuncian que esa cantidad de agua no existe debido a la cantidad de azolve que concentra la presa.

“El Gobierno Federal quiere extraer el 10% de la capacidad de la presa, que es alrededor de 300 millones de metros cúbicos; quedarían 570 millones de metros cúbicos. Esta presa puede estar azolvada 130 millones de metros cúbicos. Nos quedarían 440 millones de metros cúbicos”, apuntó Jaime Ramírez, alcalde de San Francisco de Conchos, Chihuahua.

Imágenes del 2017 muestran que la presa se encontraba a su máxima capacidad. La población acudía con su familia a paseos y actividades turísticas. Ahora perdió más de la mitad del agua que tenía y se puede caminar sobre grandes extensiones de tierra.

“En lo más claro es el nivel que estaba, lo máximo es a donde llega, lo más negro, ya para abajo es lo que menos traía. Nunca había visto que le sacaran tanta agua, en unos meses”, comentó Rubén Méndez, lanchero del Lago Toronto o La Boquilla, de Chihuahua.

Más de cien familias de la zona también se dedican a la pesca.

“Ahorita no está sacando uno mucho, porque está el agua muy abajo y no se mueve el pescado. Se están muriendo, allá en lo más bajo, se muere el pescado porque le falta agua, se están llevando el agua, no deberían llevársela para Estados Unidos”, dijo Pedro Carrasco, pescador de la presa La Boquilla, en Chihuahua.

Con información de Fátima Monterrosa y Julián López.

LLH