Ver ahora

Conclusión de NavBlue sobre aeropuerto en Santa Lucía, no es definitiva

Javier Jiménez Espriú presentó el estudio de NavBlue sobre la viabilidad del aeropuerto en la Base Militar Santa Lucía. (Notimex)

Este miércoles, Javier Jiménez Espriú, próximo secretario de Comunicaciones y Transportes hizo público un estudio realizado por la empresa NavBlue, filial de Airbus, especializada en dar soluciones a la gestión del tráfico aéreo.

De acuerdo con el estudio, desde el punto de vista del diseño del espacio aéreo, la propuesta de construir dos pistas en la Base Militar de Santa Lucía es viable.

El texto señala:

“Las conclusiones del estudio revelan que es técnicamente factible operar el actual Aeropuerto de Santa Lucia como un Aeropuerto Civil Internacional y en forma paralela, mantener operando donde está ubicado, el actual Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México”.

Sin embargo, en cada una de las 57 páginas que lo conforman, el documento advierte que es necesario realizar más estudios para determinar la viabilidad de Santa Lucía como aeropuerto civil, más allá del diseño aéreo.

Y así lo precisa:

“Este documento no proveé ninguna conclusión definitiva sobre la viabilidad de convertir la Base Militar de Santa Lucía en un aeropuerto mixto civil/militar y operar simultáneamente el Aeropuerto Internacional Benito Juárez y el Aeropuerto Internacional de Santa Lucía para incrementar el tráfico aéreo total”.

Establece la necesidad de realizar más estudios de evaluación económica, conectividad, experiencia de los pasajeros, infraestructura, y personal.

Propone que, en caso de realizarse, la operación simultanea entre los dos aeropuertos se desarrolle en tres etapas.

En todas ellas, se plantea concentrar los vuelos nacionales en Benito Juárez y trasladar poco a poco los vuelos internacionales a Santa Lucía.

El documento propone:

“Se acordó que el nuevo concepto de operaciones (…) deberá concentrar la mayoría de los vuelos domésticos en el Aeropuerto Internacional Benito Juárez, mientras que el Aeropuerto de Santa Lucía sería utilizado mayoritariamente para vuelos internacionales”.

La primera fase, de corto plazo, contempla una pista operando en Santa Lucía y tardaría entre seis y 18 meses en implementarse. Permitiría un total de 93 operaciones aéreas por hora.

La segunda fase, de mediano plazo, ya considera dos pistas en Santa Lucía, tardaría entre 18 y 24 meses en concretarse. Contempla la capacidad de realizar hasta 123 operaciones cada hora.

Y la tercera fase, para el largo plazo, considera modificaciones mayores al espacio aéreo, y se implementaría en un lapso de 24 a 48 meses, es decir hasta cuatro años.

Estima que podrían realizarse entre 130 y 140 operaciones cada hora, alcanzando así su máxima capacidad.

NavBlue aclara que no consideró las operaciones aéreas militares en Santa Lucía, por no tener suficiente información al respecto y cita como fuente principal para la propuesta, documentos provistos por la empresa Grupo Riobóo S.A.

Con información de Carolina Altolaguirre.

LLH