Comunidad internacional reacciona a la crisis en Siria

Manifestantes protestan con un graffiti por el ataque químico en la región siria de Duma. Getty Images

Tras las declaraciones y amenaza del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, hacia Rusia y un posible ataque a Siria, durante las últimas horas las reacciones a nivel mundial no se han hecho esperar.

El embajador ruso ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Vasili Nebenzya, confirmo el riesgo de guerra entre su país y Estados Unidos, si Washington decide lanzar un ataque contra suelo sirio, todo ello derivado al supuesto ataque con armas químicas, el pasado fin de semana, en la localidad de Duma.

Según el diplomático ruso, la “prioridad inmediata es evitar el peligro de guerra”, por lo que urgió a Estados Unidos y sus aliados a no utilizar la fuerza contra Siria.

En tanto el Gobierno ruso solicitó este miércoles por la mañana al Consejo de Seguridad de la ONU celebrar una nueva reunión sobre la situación en Siria este viernes, además, ha pedido la presencia en el encuentro del secretario general de Naciones Unidas, António Guterres.

Por su parte los Gobiernos de Reino Unido y Francia, en alianza con Estados Unidos, preparan una respuesta a los ataques de los últimos días en Duma.

La primera ministra británica, Theresa May, ha hablado sobre la necesidad de tomar medidas para aliviar la angustia humanitaria e impedir el uso posterior de armas químicas por parte del régimen de Bashar al Assad.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, afirmó que su país no dará pie a una escalada de inestabilidad en la región, y advirtió que una ofensiva militar se dará en cuanto se verifique la información que se tiene.

“Lo que estamos haciendo en este momento y lo que haremos respecto de Siria, será actuar según nuestras prioridades, resguardando la mayor estabilidad posible de la región. De ninguna manera y en ningún caso puede Francia dar pie a una escalada, o a ningún elemento que pueda causar una mayor inestabilidad en la región. Pero no podemos permitir que un régimen se crea que puede hacer lo que quiera, hasta lo peor, en un evidente desafío de la legislación internacional. Tenemos que impedir que el régimen pueda hacer uso de armas químicas” explicó Macron.

La guerra en Siria es el conflicto armado más sangriento y prolongado del país, que inicio en marzo del 2011 a consecuencia de manifestaciones contra el régimen de Al Assad y la intervención de potencias extranjeras.

Siete años en los que Siria ha vivido invasiones, ataques químicos, desplazamientos, y que al parecer esta por vivir un nuevo capítulo en este conflicto humanitario.

Según el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, la guerra siria suma casi las 550 mil vidas perdidas.

 

Te puede interesar: Trump hablará con Macron y May antes de tomar una decisión sobre Siria

Con información de Octavio Valdez.
FJMM