Comunidad internacional exige esclarecer desaparición de periodista saudita

Protestas en Estambul tras desaparación del periodista Jamal Khashoggi. (Reuters, archivo)

La misteriosa desaparición de un periodista saudita del diario The Washington Post ha tensado la relación entre la comunidad internacional y Arabia Saudita.

Jamal Khashoggi (Yamal Jashoyi), un periodista crítico de la Casa Real saudita desapareció hace 13 días, el 2 de octubre, después de ingresar al consulado saudita en Estambul, para arreglar unos papeles para poderse casar con su novia turca.

Desde entonces no hay rastro de él; su novia, quien lo esperaba afuera del consulado, aseguró que una vez que entró, no volvió a salir.

El periodista vivía desde hace un año como residente en Estados Unidos por miedo a represalias por sus críticas al príncipe heredero saudita Mohammed bin Salman, quien se reunió con Trump durante su primera gira internacional como presidente y quien desde entonces ha mantenido una relación de negocios cercana con su yerno Jared Kushner.

Desde hace algunos días, el Gobierno y los servicios secretos turcos han difundido a los medios, rumores que apuntan a que Khashoggi, fue asesinado dentro del consulado. Riad lo niega y dice que desapareció tras abandonar su consulado.

Hace algunos días se dio a conocer un video en el que se ve el momento en el que el periodista ingresó a un edificio del consulado. Dos horas después se ve cómo una camioneta negra abandona el complejo consular.

Investigadores llegan al consulado de Arabia Saudita en Estambul. (EFE)

Las autoridades turcas investigan el paradero de esa camioneta y el de 15 hombres sauditas, hombres que, según algunos medios turcos, formaron el comando ejecutor de Jamal Khashoggi.

Hasta el momento se sabe que estas 15 personas llegaron a Estambul por la mañana del 2 de octubre en dos vuelos privados y abandonaron Turquía por la tarde del mismo día… todo apunta a que uno de ellos era un médico forense militar.

Durante este fin de semana un periódico turco dio a conocer que en poder de las autoridades turcas se encuentra un audio en el que se escucha la tortura a la que fue sometido el periodista, así como su asesinato.

Alemania, Francia y Reino Unido exigieron a Arabia Saudita que esclarezca el caso del periodista. Donald Trump amenazó a Riad con un duro castigó de confirmarse que ordenaron el asesinato.

Arabia Saudita aseguró que responderá a cualquier provocación.

El reino afirma asimismo que en caso de cualquier medida, responderá con una medida mayor y que la economía del reino tiene un papel influyente y vital en la economía mundial y que a la economía del reino le afecta únicamente el impacto de la economía mundial.

A pesar de la amenaza, el presidente de Estados Unidos dijo que no cancelará un acuerdo comercial.

 

Con información de Valentín Cataldo, Noticieros Televisa

AAE