Recibe nuestras notificaciones con las noticias más importantes al momento.
Ver ahora

Coldwell destaca los beneficios de los yacimientos no convencionales

Pedro Joaquín Coldwell, secretario de Energía (Noticieros Televisa)

Luego de la aprobación de la convocatoria para su licitación, Pedro Joaquín Coldwell, secretario de Energía, resaltó que el futuro de la industria de hidrocarburos en México está en los yacimientos no convencionales.

Explicó que los yacimientos no convencionales son formaciones de una roca que tiene un alto contenido de gas y de aceite crudo que son importantes para México, porque ahí está el 53 por ciento de los recursos que no hemos extraído del subsuelo.

“México lleva aproximadamente 100 años explotando hidrocarburos, hemos extraído alrededor de la tercera parte de lo que hay en el subsuelo de lo que queda, el 53 por ciento son no convencionales, ahí está la riqueza más importante de nuestro país”, afirmó en una entrevista en Alebrijes Águila o Sol.

Dijo que los terrestres convencionales han venido declinando, por lo que el futuro de la industria de hidrocarburos mexicano costa adentro está en este tipo de formaciones.

Mencionó que existen casos muy cercanos a México, al otro lado de la frontera, en Estados Unidos, con condiciones geológicas muy parecidas a las que tenemos en el noreste del país, donde han venido haciendo una revolución energética extrayendo gas, gas húmedo y crudo.

Pedro Joaquín Coldwell afirmó que la Cuenca de Burgos, en el noreste del país, es una zona que va renacer con esta licitación que se está haciendo de no convencionales y de otras más.

Respecto a los no convencionales, dijo que hay observaciones de ambientalistas que no les gusta la técnica de fracturamiento hidráulico que se lleva a cabo, pero dijo que es como toda actividad de extracción de hidrocarburos que si no se hace con cuidado puede generar un impacto en el medio ambiente.

“Las buenas prácticas se han decantado ya mucho, están muy elaboradas, nosotros no estamos saliendo de manera improvisada”, sostuvo.

Dijo que se atrasaron en lanzar esta licitación porque se analizaron cuáles eran las mejores prácticas, así como las normas para regular este tipo de actividad.

“Ya tenemos la regulación de la Comisión Nacional de Hidrocarburos, de la Conagua, de la CEA, que es la agencia que creó la Reforma Energética para supervisar la seguridad industrial y ambiental”, detalló.

Señaló que hoy México está listo para los no convencionales con regulaciones a la altura de la que tiene Canadá o Estados Unidos, con nuestras instituciones listas para cuidar que esta extracción se haga con pleno respeto al medio ambiente.

Pedro Joaquín Coldwell dijo que lo que realizó Estados Unidos con la revolución llamada “fracking” es convertirse en un país autosuficiente en materia de hidrocarburos y ya una de las principales potencias petroleras del mundo.

Agregó que Estados Unidos no solo tuvo este crecimiento en producción, pues este tipo de explotaciones no convencionales son altamente generadoras de empleos.

“Por cada pozo que se llegue a perforar de manera inmediata se generan poco más de 30 empleos, y en el mediano plazo más de 300 empleos por pozo que se extraen, entonces, casi la mitad de los nuevos empleos que se generaron en Estados Unidos durante los últimos años vienen de esta actividad petrolera”, apuntó.

El contraste con México, dijo, es asombroso porque nuestro país mantenía el viejo modelo energético monopólico que provocaba una caída en la producción que nos llevó a depender de gas de Estados Unidos.

“El 84 por ciento del gas que estamos consumiendo en México lo estamos importando y gran parte viene de Estados Unidos”, indicó.

Dijo que es paradójico que teniendo grandes reservas de gas, principalmente en Burgos, por ejemplo, no se extraiga esa riqueza y seamos un país dependiente.

“Por el bien de nuestra seguridad energética es importante llevar a cabo esta explotación con todo cuidado y responsabilidad”, afirmó.

“Nosotros tenemos en no convencionales aproximadamente recursos prospectivos, cálculos que nos hacen nuestros expertos, cuatro veces lo que es la producción histórica del super yacimiento de Cantarell”, detalló.

Dijo que México ha formado parte de un largo proceso de declinación de la producción de crudo que se inició en 2004, cuando en el yacimiento de Cantarell se alcanzaron producciones récord.

Indicó que en ese entonces estaban en 3.4 millones de barriles, y se han venido perdiendo, porque ahora se tiene un millón de barriles, aproximadamente, menos diarios de crudo, declinación que se puede frenar.

“Los estudios de la Agencia Internacional de Energía nos dicen que sí, pero con un modelo distinto del que se aplicó a finales de los 80 y de los 90”, comentó.

Recordó que fue una sola empresa, Pemex, concentrada en un yacimiento como Cantarell, ahora se requieren inversiones por 640 mil millones de dólares, por lo que se necesitan muchas empresas.

“Explotar todo el tipo de yacimientos que tenemos, es decir, aguas someras, aguas profundas, campos terrestres convencionales y no convencionales, necesitamos ahora un modelo mucho más diversificado”, apuntó.

Señaló que generalmente en Estados Unidos los autores de esta “gran revolución energética” son empresas de corte pequeño y mediano, incluso, las grandes petroleras interesadas en no convencionales han tenido que formar empresas pequeñas muy productivas y ágiles.

Dijo que antes de que concluya esta administración estarán adjudicados todas las áreas que están en la licitación y la subasta y van estar firmados los contratos.

Afirmó que en México no hay razón para que no se ofrezca un fenómeno similar a Estados Unidos, en donde el precio del gas es más barato.

“Hay un beneficio en precios, hay un beneficio ambiental importante, también con esta explotación de gas natural”, dijo.

“La industria petroquímica mexicana ha venido padeciendo la escasez de gas, porque necesitan gas húmedo, es su principal insumo, y con estas licitaciones estamos abriendo la puerta para que tengan un abastecimiento seguro”, sostuvo.

Con información de Alebrijes Águila o Sol

JLR