Cierran urnas por elección especial en Alabama

Cierran urnas elección especial Senado Alabama

La elección especial en Alabama estuvo envuelta en varios escándalos sexuales. Getty Images

Después de todas las acusaciones, negaciones y promesas, los votantes de Alabama finalmente decidieron. Las urnas cerraron en todo el estado la noche de este martes después de una elección especial al Senado marcada por los escándalos y que puso a prueba los límites de la lealtad a un partido en la era del presidente Donald Trump y que – ganen o pierdan – promete tener importantes consecuencias políticas para los republicanos de todas partes.

El combativo conservador Roy Moore protagonizó la elección especial. El republicano de 70 años de edad fue destituido en dos ocasiones como magistrado presidente de la Corte Suprema después de violar leyes federales. Este año intentó una resurrección política pese a la oposición de dirigentes del partido que quedaron horrorizados por las acusaciones de abuso sexual contra adolescentes cuando él tenía treinta y tantos años.

En el camino de Moore se encontró el demócrata Doug Jones, un exfiscal federal de 63 años mejor conocido por procesar a dos miembros del Ku Klux Klan que asesinaron a cuatro niñas negras durante la infame explosión en una iglesia de Birmingham en 1963. Jones intenta convertirse en el primer demócrata en 25 años en obtener un escaño del Senado por Alabama.

Es mucho lo que está en juego en Alabama, y quizá sea más para el Partido Republicano a nivel nacional, que enfrenta dos posibles resultados: 1) El partido podría perder un lugar en el Senado en un estado con fuerte inclinación republicana, lo que estimularía a los demócratas en otras partes; y 2) el partido podría ganar los comicios del martes y acoger en el Senado a un hombre acusado de conducta sórdida justo cuando los republicanos se alistan a defender sus mayorías en ambas cámaras en las elecciones legislativas de 2018.

Los comicios también han recrudecido las persistentes tensiones entre Trump, quien respaldó a Moore en los últimos días de su campaña, y los líderes republicanos en el Congreso, incluyendo al líder del Senado Mitch McConnell, quien le pidió a Moore que abandonara la campaña y prometió una investigación de ética en caso de resultar electo.

El martes en Alabama, los votantes estaban mucho más enfocados en los candidatos que en las consecuencias políticas en general.

“No es un hombre confiable”, dijo Mary Multrie, de 69 años, al referirse a Moore. Multrie, quien trabaja en un hospital pediátrico, dijo que no le influyeron las acusaciones de abuso sexual en contra de Moore, porque le desagradaba desde antes. “Habla de Dios, pero no ves a Dios en sus acciones”.

Pero Al Bright, de 63 años, dijo que votó por Moore.

“Independientemente de las acusaciones en su contra, creo que es un hombre honorable”, dijo Bright.

Con información de AP.

FJMM

CARGANDO...