Científicos descubren una ‘lluvia’ de asteroides en la Luna

El satélite terrestre se vio impactado por varios meteoritos, incluido un asteroide de unos 100 kilómetros de diámetro y varios otros como el que provocó la extinción de los dinosaurios
Los científicos de la Universidad de Osaka encontraron que varios de los cráteres lunares más emblemáticos, como el de Copérnico, se originaron hace 800 millones de años con una lluvia de asteroides de gran tamaño, algunos de más de 100 kilómetros de diámetro. (Foto: Getty Images)

En Japón, investigadores de la Universidad de Osaka descubrieron a través del estudio de cráteres que la superficie de la Luna experimentó una “lluviade asteroides hace aproximadamente 800 millones de años.

Te recomendamos: Rusia no permitirá la privatización de la Luna

Según su estudio, publicado este martes en la revista Nature, un asteroide de 100 kilómetros de diámetro y varios meteoroides con una masa de entre 30 y 60 veces la del meteorito responsable del cráter Chicxulub en México —donde se presume se originó la extinción de los dinosaurios—  colisionaron contra nuestro sistema Tierra-Luna justo antes del período Criogénico, hace entre 720 y 365 millones de años.

La probabilidad de que un asteroide de tal tamaño impacte contra la Tierra es de una cada cien millones de años, por lo que los distintos fenómenos geológicos, como la erosión y el volcanismo, dificultan su estudio en la actualidad.

Sin embargo, estos procesos de desgaste son mucho menores en la superficie lunar, por lo que su plataforma resulta mucho más adecuada para la investigación, según los científicos.

A partir de los datos obtenidos por el orbitador lunar Kayuga, el equipo del profesor Kentaro Terada estimó el momento de formación en la Luna de 59 cráteres con diámetros de más de 20 kilómetros y concluyó que ocho del total se constituyeron simultáneamente, entre ellos, el cráter de Copérnico.

Con la datación radiométrica del material expulsado por este cráter y los datos obtenidos por otras misiones acerca de las perlas de vidrio formadas por el impacto de los meteoritos, Terada concluyó que la lluvia tuvo lugar en la Luna hace aproximadamente unos 800 millones de años.

Los autores, que asumen que un evento similar sucedió en nuestro planeta, sugieren que durante la caída de asteroides algunos fragmentos de los cuerpos celestes cayeron en los planetas terrestres y el Sol.

Otros podrían haberse quedado en un cinturón de asteroides, mientras que el resto tuvieron una evolución orbital y pasaron a formar parte del grupo de asteroides cercanos a la Tierra.

Con información de EFE

AOV