China: Qingdao busca evitar nuevo rebrote de COVID-19 con tres millones de pruebas en dos días

Las pruebas se prolongarán hasta el viernes y pretenden llegar a cada uno de los 9 millones de habitantes.
FOTO: Las pruebas por coronavirus se realizarán hasta el próximo viernes en Qingdao. (EFE)

Más de tres millones de análisis de coronavirus en apenas dos días: es el remedio que la ciudad oriental china de Qingdao ha decidido aplicar tras detectar, este fin de semana, un rebrote de coronavirus que ha interrumpido la racha de 57 días sin contagios locales en el país asiático.

Te puede interesar: China hará nueve millones de pruebas a toda una ciudad tras detectar doce casos de COVID-19

En un comunicado publicado en su página web, la Comisión Municipal de Sanidad de Qingdao aseguró que hasta el momento había sometido a pruebas de ácido nucleico a 3 millones 078 mil 528 personas y había obtenido ya un millón 107 mil 883 resultados, todos ellos negativos.

Por el momento, más de 170 mil empleados de hospitales y centros médicos de Qingdao, así como pacientes hospitalizados en la ciudad, han realizado el análisis.

Las pruebas se prolongarán hasta el viernes y pretenden llegar a cada uno de los 9 millones de habitantes de la urbe, a pesar de que todos los 12 contagios confirmados (6 de ellos, asintomáticos) a fecha de ayer están relacionados con un mismo hospital, según la información de la prensa estatal disponible hasta el momento.

Se trata del Hospital de Dolencias Pectorales de Qingdao que, según los medios locales, se encarga de atender a los viajeros procedentes del extranjero a los que se les diagnostica la COVID-19, y en el que por el momento continúan las investigaciones sobre el origen del rebrote.

Una fuente del dispositivo de prevención y control de epidemias municipal, citada de forma anónima por el China News Weekly, indicó que el centro médico sospecha que el rebrote se pudo haber propagado debido a una incompleta esterilización del aparato de tomografía axial computarizada (TAC) tras su uso por parte de un paciente infectado.

HISTORIAL RECIENTE DE CORONAVIRUS

El pasado 24 de septiembre, la ciudad ya había informado de dos casos asintomáticos hallados en pruebas rutinarias a estibadores del puerto que habían descargado marisco congelado de un buque.

Las cadenas de frío y las importaciones de productos congelados de otros países donde la incidencia del virus es alta están en el punto de mira de las autoridades chinas por su relación con algunos rebrotes de pequeña magnitud, como el vivido en julio en la ciudad costera de Dalian (noreste) en una planta de procesado de marisco.

La portuaria Qingdao – conocida como “la capital de la cerveza” por albergar la fábrica de la popular Tsingtao – es uno de los puntos de acceso para aquellos que quieren entrar a China desde el extranjero.

A su aterrizaje, los viajeros son sometidos a análisis médicos así como a al menos 14 días de cuarentena en un hotel designado por las autoridades y costeado por el interesado.

Es asimismo un destino turístico que, en las recientemente concluidas vacaciones del Día Nacional y del Festival del Medio Otoño (del 1 al 8 de octubre pasados) visitaron casi 4.5 millones de personas, muestran los datos del departamento turístico de la urbe.

¿MÁS INFECCIONES ASINTOMÁTICAS?

En el parte de hoy de la Comisión Nacional de Sanidad, la institución asegura que hay al menos 5 nuevos contagiados asintomáticos por transmisión local, aunque no detalló en qué lugar se registraron, si bien todos los contagios locales de que se tienen constancia en estos momentos están localizados en Qingdao.

Asimismo, un paciente de entre los 228 contagiados activos que, según las últimas cifras oficiales, hay en la China continental, entró en estado de gravedad, aunque la fuente tampoco indicó dónde.

Las autoridades sanitarias afirman que, desde el inicio de la pandemia, han fallecido en China 4 mil 634 personas por la COVID-19 entre los 85 mil 591 infectados diagnosticados oficialmente en China desde el inicio de la pandemia y de los que 80 mil 729 han logrado sanar.

Con información de EFE.

LLH