Chile ordena a Iglesia Católica indemnizar a tres víctimas de abusos

Foto: El exsacerdote Fernando Karadima, 11 de noviembre del 2015, Santiago

El exsacerdote Fernando Karadima. (AP, archivo)

Una corte chilena ordenó este miércoles a la Iglesia Católica indemnizar por “daños morales” a tres víctimas de abusos sexuales por parte del controvertido exsacerdote Fernando Karadima, con el equivalente de unos 146.000 dólares a cada una.

“Se declara procedente la acción indemnizatoria”, dijo la Corte de Apelaciones de Santiago en el fallo que establece pagos para James Hamilton, José Andrés Murillo y Juan Carlos Cruz.

El dictamen fue unánime y dejó sin efecto una resolución de primera instancia que había rechazado la demanda civil por falta de pruebas, aunque puede ser apelada ante la Corte Suprema.

El dictamen fue unánime y dejó sin efecto una resolución de primera instancia que había rechazado la demanda civil por falta de pruebas, aunque puede ser apelada ante la Corte Suprema.

Víctimas del sacerdote chileno Karadima piden al papa transformar su perdón en acciones

Las víctimas alegan haber sido abusadas por Karadima hace décadas cuando asistían a una parroquia de un barrio residencial de Santiago y afirman que la iglesia encubrió esos delitos.

La decisión del miércoles corresponde a la primera orden de pago de una indemnización por daños contra la poderosa Iglesia Católica en Chile por el escándalo de abuso sexual y encubrimiento, que llevó al Papa Francisco a pedir disculpas a sus fieles.

Protestas en Chile contra abusos sexuales cometidos por sacerdotes. (AP, archivo)
Protestas en Chile contra abusos sexuales cometidos por sacerdotes. (AP, archivo)

Protestas en Chile contra abusos sexuales cometidos por sacerdotes. (AP, archivo)

El arzobispado de Santiago no respondió de inmediato a una solicitud de Reuters para emitir comentarios.

Karadima se desempeñó para ese arzobispado como párroco entre 1985 y 2006. Actualmente con 88 años y viviendo en un asilo de ancianos en la capital, siempre ha negado las acusaciones.

Nunca fue acusado por las autoridades civiles porque el plazo de prescripción de los delitos había expirado, aunque sí fue encontrado culpable de abuso sexual en una investigación del Vaticano en el 2011 y en septiembre del año pasado fue apartado del sacerdocio por el Papa Francisco.

La semana pasada, el pontífice aceptó la renuncia del arzobispo de Santiago Ricardo Ezzati, investigado la justicia local por acusaciones de encubrimiento de abusos sexuales a menores por parte de sacerdotes.

En Chile, la justicia indaga alrededor de 120 casos vinculados a sacerdotes o religiosos, muchos de ellos denunciados por delitos que ocurrieron hace décadas.

 

Con información de Reuters

AAE

CARGANDO...