Recibe nuestras notificaciones con las noticias más importantes al momento.
Ver ahora

Charlottesville, el incidente racial más grave que enfrenta Trump

Noticieros Televisa FUENTE: noticieros televisa DESDE: CDMX, México
Atropellamiento en Charlottesville, el incidente racial más grave que enfrenta Trump. (AP)

El alcalde de Charlottesville, el demócrata Mike Signer, calificó de acto terrorista el atropello que provocó la muerte de una mujer de 32 años y dejó más de 20 personas heridas durante los enfrentamientos registrados entre activistas de extrema derecha y miembros del movimiento Black Lives Matter.

A pesar de que las autoridades de Virginia habían decretado estado de emergencia, los enfrentamientos fueron inevitables, en medio del caos se registró el ataque, un auto atropelló a varias personas críticas a los supremacistas blancos. La Policía detuvo al conductor que identificó como James Alex Fields de 20 años, a quien se le acusa de asesinato en segundo grado. El FBI también inició una investigación.

El alcalde aseguró que Trump impulsó a estos grupos racistas con los discursos agresivos durante su campaña.

“Mira la campaña que realizó, quiero decir, mira el cortejo intencional, por un lado, a todos estos grupos de la supremacía blanca, así como los grupos antisemitas, y mira por otro lado el repetido fracaso al condenar”, dijo Mile Signer, alcalde de Charlottesville.

Trump ha sido objeto de fuertes críticas después de que sólo condenó la violencia de ambas partes en lugar de censurar directamente a los supremacistas blancos y neonazis que convocaron la manifestación.

“Condenamos en los términos más contundentes esta atroz muestra de fanatismo, racismo y violencia por múltiples partes. Múltiples partes”, dijo Donald Trump, presidente de los Estados Unidos.

El presidente Donald Trump habla del incidente en Charlottesville. (AP)

Entre los manifestantes ultranacionalistas se encontraba David Duke, un ex líder del Ku Klux Klan, varias personas portaban prendas con esvásticas nazis o con la frase de campaña de Trump: Make America Great Again.

En un comunicado la Casa Blanca aseguró que la condena del sábado del presidente también se refería a los supremacistas blancos que convocaron la marcha y subrayó el llamado a la unidad de todos los estadounidenses.

En su cuenta de Twitter, Hillary Clinton llamó a los líderes políticos a ser fuertes en sus palabras y decididos en sus acciones y señaló que en Virginia no hay lugar para el odio y la intolerancia.

Por su parte Barack Obama escribió que “Nadie nace odiando a otra persona debido al color de su piel, su historia o su religión”, señaló que, si alguien puede aprender a odiar, también se le puede enseñar a amar, completando una frase célebre del premio Nobel de la Paz, Nelson Mandela.

El movimiento supremacista blanco ha registrado un aumento de actividad en medio de los planteamientos nacionalistas de Donald Trump, rodeado de asesores como Steve Bannon o Stephen Miller, señalados como agitadores de la extrema derecha.

“Hay dos palabras que hay que decir una y otra vez, el terrorismo interno y la supremacía blanca y eso es exactamente lo que vimos este fin de semana y simplemente no estamos viendo el liderazgo de la Casa Blanca”, concluyó Mike Signer, alcalde de Charlottesville.

Charlottesville es una pequeña localidad de apenas 50 mil habitantes localizada a 200 kilómetros de Washington DC y se convirtió en escenario del incidente racial más grave que enfrenta Donald Trump en los siete meses que lleva al frente de la Casa Blanca.

Atropellamiento en Charlottesville, el incidente racial más grave que enfrenta Trump. (AP)

 

Con información de Emmanuel Rosalez

KAH