En 2014, César Duarte fue señalado de capitalizar un banco con recursos públicos

César Duarte , exgobernador de Chihuahua. (AP, archivo)

El 23 de septiembre de 2014, el abogado Jaime García, integrante del Movimiento Unión Ciudadana, denunció ante la Procuraduría General de la República (PGR) y la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) al entonces gobernador de Chihuahua, César Duarte, y a Jaime Herrera, secretario de Hacienda de la entidad, por desvió de recursos públicos.

El abogado explicó que “Duarte constituye, junto con su esposa, un fideicomiso ante Banorte con la característica de ser un fideicomiso de inversión… para buscar acrecentar los 65 millones que depositaron”.

El contrato de fideicomiso fue constituido por Duarte y su esposa, en noviembre de 2012, dos años después de haber llegado a la gubernatura de Chihuahua.

En el fideicomiso se instruye la adquisición de acciones del banco Unión Progreso, en ese momento en proceso de creación.

César Duarte dijo desconocer tal instrucción.

En 2014, Duarte aseguró que “a lo macho” no leyó los papeles del fideicomiso, solo los firmó. “El fideicomiso es un depósito de nosotros, nada más, y no tiene ninguna instrucción”.

La denuncia presentada, en 2014, señalaba el presunto uso de fondos públicos para capitalizar el banco.

La unidad de transparencia de la Secretaria de Hacienda del estado detectó que entre el siete de junio de 2012 y el 14 de octubre de 2014, se hicieron 342 depósitos por un total de 80 mil millones de pesos de fondos estatales.

El exgobernador de Chihuahua explicó que “es la colocación diaria del dinero… A mí nunca me pidieron una autorización para hacerlo… Yo no hubiera autorizado hacerlo… Ya lo desautoricé”. Afirmó que ya no habría más depósitos “mientras que el ingeniero Herrera sea secretario de Hacienda”.

Un mes antes de contratar el fideicomiso, en octubre de 2012, el gobernador nombró secretario de Hacienda a Jaime Herrera, uno de los socios y quien ideó y operó el paso de la Unión a banco.

Jaime Herrera, secretario de hacienda de Chihuahua, en 2014, mencionó que ha sido “cuidadoso de justamente no generar un beneficio hacia la Unión o personal, de ninguna naturaleza”.

Tras conocerse la decisión de la PGR de que no ejercerá acción penal contra César Duarte por lavado de dinero, el actual gobernador de Chihuahua, Javier Corral, declaró que con toda claridad se manifiesta “el cinismo de un régimen que utiliza a la Procuraduría General de la República para perseguir a sus adversarios políticos, a sus opositores y para exonerar y proteger a los miembros de su partido”.

 

Con información de Cecilia Reynoso.

 

RMT