Recibe nuestras notificaciones con las noticias más importantes al momento.

Cepillo de dientes, tan contaminado como el del inodoro

Especialistas señalan que un cepillo dental podría contener hasta 10 millones de bacterias, debido a que están muy próximos a los lugares en donde más se almacenan
Noticieros Televisa FUENTE: noticieros televisa DESDE: CDMX, México
Imagen de archivo (Getty Images)

Un cepillo dental puede tener la misma cantidad de bacterias que un cepillo para lavar el inodoro.

Te puede interesar: Descubren sustancia capaz de regenerar los dientes y que daría fin a las obturaciones

“Puede haber hasta 10 millones de bacterias dentro del cepillo dental, se hizo un estudio en donde se trataba de identificar si era posible que del inodoro hubiera contaminación hacia los cepillos bucales, debido a que -en la mayoría de los hogares- están muy próximos o están muy cercanos los lugares en los que los almacenamos, es por eso que los cepillos dentales pueden ser un sitio de colonización bacteriana”, destacó Madelen Valdez, especialista en Cirugía Maxilofacial del Hospital Juárez de México.

Son bacterias como estreptococos, estafilococos y E. Coli que pueden provocar infecciones y problemas gastrointestinales. Pero también virus y hongos como: influenza, herpes y cándida; causantes de caries, enfermedades respiratorias y sistémicas graves.

Cuando el paciente no se atiende a tiempo, con la persona correcta puede progresar a formar abscesos de la cara, del cuello, que sí llegan a ser un riesgo para la vida del paciente en un corto tiempo, en los casos más graves, en pacientes que no tienen un adecuado funcionamiento del sistema inmune, se puede diseminar hacia incluso el cerebro o hacia el mediastino”, explicó la especialista Madelen Valdez.

El 95% de los mexicanos no tiene una adecuada higiene bucal, la cual debe comenzar con un cepillo dental limpio.

Lavarlo al chorro de agua corriente, una vez que veamos que ya está todo limpio, sin residuos, debemos sacudirlo para eliminar el resto de la humedad, aproximadamente durante 30 segundos, y posteriormente lo dejamos secar en posición vertical”, recomendó la especialista en cirugía maxilofacial, Madelen Valdez.

El lugar indicado para mantener los cepillos dentales no es cerca del baño, ni dentro de los capuchones.

Recordemos que lo que nos eliminamos de la cavidad bucal de los dientes al cepillarlos, son restos de alimentos, estos restos de alimento se quedan en el cepillo, y si le aumentamos humedad y calor, las bacterias van a encontrar un medio idóneo para multiplicarse y reproducirse y entonces sí pueden convertirse en un riesgo para la salud”, indicó la especialista Madelen Valdez, del Hospital Juárez.

Los expertos recomiendan:

– Lavarse las manos antes de manipular el cepillo dental
– Reemplazarlos cada tres meses y no esperar a que las cerdas cambien de color, se desgasten, o se empiecen a abrir.
– Acudir al odontólogo en caso de presentar dolor o sangrado de encías.

Con información de Farah Reachi.
LLH