Quinta del Bosque, un ejemplo de readaptación para jóvenes infractores

Todos los menores que han cometido un delito en el Edomex llegan al Centro de Internamiento para Adolescentes
Quinta del Bosque, un ejemplo de readaptación para jóvenes infractores. (Noticieros Televisa)

Jonathan tiene 19 años de edad. Las clases de boxeo forman parte de su tratamiento. Lo ayudan a calmar la ira que lleva dentro. A los 17 años fue ingresado al Centro de Internamiento para Adolescentes, llamado Quinta del Bosque, ubicado en Zinacantepec, Estado de México.

Te recomendamos: Penal de Chiconautla, el peor evaluado de los centros penitenciarios del Edomex

Juzgado como menor de edad, Jonathan recibió una sentencia de 2 años, 2 meses y tres días.

En el último atraco detoné dos veces en la costilla izquierda de una persona que se resistió”, narró Jonathan.

A este Centro de Internamiento para Adolescentes llegan todos los menores que han cometido un delito en el Estado de México.

Se encuentran bajo tratamiento 172 adolescentes de entre 14 y 18 años. Algunos como Jonathan ya rebasaron la edad, pero deben cumplir su rehabilitación en la Quinta del Bosque. La ley no permite trasladarlos a un penal para adultos.

El menor infractor puede estar un máximo de cinco años bajo internamiento. Cuando llega a la Quinta del Bosque se le realizan estudios clínicos, de criminalística, psicología y grado académico.

La vedad por decisión propia, no le echo la culpa ni a mis papás ni a mis compañeros”, añadió Jonathan.

Quinta del Bosque, un ejemplo de readaptación para jóvenes infractores. (Noticieros Televisa)

El nivel de peligrosidad de los adolescentes es variado.

Tenemos adolescentes que han ingresado por homicidio, por violación, por secuestro por lesiones por robo”, explicó José Antonio Delgado Salgado, del Centro de Internamiento para Adolescentes, Quinta del Bosque, en Zinacantepec, Estado de México.

De los 172 adolescentes, 86 llegaron con una adicción. Es el caso de Jonathan.

Marihuana y tabaco comercial la verdad me sentía desubicado”, dijo Jonathan.

Modelo de tratamiento integral

El Centro de Internamiento desarrolló un modelo de tratamiento integral.

Los adolescentes tienen un programa de actividades. Después de hacer ejercicio y desayunar, realizan tareas de limpieza. Posteriormente acuden a las aulas.

Durante su estancia, los adolescentes pueden cursar la secundaria y preparatoria.

En el momento en que es externado se le entrega su certificado oficial para que él lo pueda hacer valer en el exterior”, narró José Antonio Delgado Salgado, del Centro de Internamiento para Adolescentes.

Jonathan está motivado. Término sus estudios de preparatoria. Sus padres lo visitan.

Pienso seguir estudiando una carrera en la universidad”, dijo.

En el taller de carpintería los adolescentes aprenden a elaborar muebles o restaurar los que hay en el Centro de Internamiento.

En el taller canino, los adolescentes aprenden a interactuar con los animales. El objetivo es que desarrollen lazos afectivos y adquieran responsabilidades y hábitos al entrenar y dar de comer a las mascotas.

En sus más de 28 mil metros cuadrados, la Quinta del Bosque tiene un área especial para menores infractoras. Son 20, algunas ya cumplieron la mayoría de edad.

Es el caso de Elena. Ingresó a los 17 años, acusada de cometer homicidio.

Conocí amistades que no me llevaron a nada bueno; a vender vicio, a dañar a personas”, señaló Elena.

Cuando recupere su libertad, Elena tendrá 20 años. Aquí aprendió a coser y actualmente toma el taller de repostería.

Cuando ya estén reinsertadas en la sociedad ya tengan un tallercito con qué mantenerse”, dijo la trabajadora social María Hernández Blancas.

El modelo del Centro de Internamiento para Adolescentes del Estado de México ha sido certificado por la Asociación de Correccionales de América. La reincidencia es de tan sólo 5 por ciento.

Con información de Santos Mondragón, Despierta, Noticieros Televisa

AAE