Gobierno de la CDMX otorgó licencias de DRO a quienes no acreditaron experiencia

cdmx otorgo licencias dro sin experiencia

Ingenieros civiles. (AP, archivo)

Las autoridades de la Ciudad de México permitieron que en las reuniones de la Comisión de Admisión de Directores Responsables de Obra y Corresponsables (Cadroc), participara un Colegio de Ingenieros Civiles que no contaba con reconocimiento de la Secretaría de Educación Pública (SEP), encabezado por Francisco Gregorio López Rivas, quien ofrece cursos de DRO en cinco mil pesos.

Florencio Hernández, presidente fundador del Colegio Mexicano de Ingenieros Civiles, aseguró que les “sorprendió mucho, porque este Consejo Directivo apócrifo lo tenía reconocido la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda, es decir, la Comisión de Admisión de Directores Responsables de Obra y Corresponsables”.

Felipe de Jesús Gutiérrez, secretario de Desarrollo Urbano y Vivienda de la Ciudad de México, indicó que “son colegios reconocidos por la Secretaria de Educación Pública, no por el Gobierno de la Ciudad”.

Si esos profesionales demuestran su vigencia, a través de una carta que les expide el funcionario facultado para ello, para nosotros cumple con el requisito”, apuntó el titular de Seduvi.

En 1997, la SEP otorgó el registro al Colegio Mexicano de Ingenieros Civiles A.C., fundado por Florencio Hernández.

En 2011, las Secretarías de Obras, de Desarrollo Urbano y Vivienda capitalinas, así como el Instituto para la Seguridad de las Construcciones, desplazaron a este Colegio de Ingenieros Civiles en las reuniones de la Cadroc.

Nos estaba representando gente que no tenía la acreditación legal”, destacó Florencio Hernández.

El original Colegio Mexicano de Ingenieros Civiles interpuso una demanda.

En el 2014, el Juzgado Séptimo desconoció al Colegio de López Rivas, pero las autoridades siguieron avalándolo al permitir que participara en la elección de Directores Responsables de Obra y Corresponsables.

Renato Berrón, director del Instituto para la Seguridad de las Construcciones de la Ciudad de México, sostuvo que ambos Colegios tenían el “reconocimiento ante la Dirección General de Profesiones”.

En una de las reuniones, el 29 de enero de 2015, el presidente del Colegio de Ingenieros Civiles apócrifo propuso otorgar licencia de DRO al joven ingeniero civil, Roberto Rosas Meléndez, sin que contara con experiencia en la construcción, pero que tomó un curso de actualización en su colegio; le asignaron ser el DRO número 2040.

Ese día, también otorgaron la licencia de DRO número 2042 a Inocente Javier Espinoza García, a pesar de que no alcanzó el puntaje necesario en el examen, incluso, en dos de las preguntas obtuvo cero.

Esperemos que estos DRO, responsables irregulares, no hayan firmado ninguna de las edificaciones que hayan tenido daños o bien, colapsado”, mencionó el fundador del Colegio Mexicano de Ingenieros.

 

Con información de Fátima Monterrosa.

 

RMT

CARGANDO...