Casas de empeño vacías, ya no hay nada que empeñar

La pandemia ha afectado los bolsillos de miles de mexicanos, reflejándose en varios comercios

Al comenzar la cuesta de enero a diferencia de otros años, las casas de empeño lucieron vacías.

Te recomendamos: Crisis de COVID-19 presionará más la financiación de pensiones, advierte la OCDE

“No tengo nada que empeñar ni mucho menos”, comentó Faustino, un pignorante.

En la sucursal del del Nacional Monte de Piedad en el Centro Histórico, muy pocas personas llegaron como José quien recurrió al empeño para apoyar económicamente a su familia.

“Vine a empeñar una joya, un anillito para sobrevivir en esta cuesta de enero, yo trabajaba para un corporativo y me despidieron desde marzo y me quedé sin trabajo desde entonces, tuve que empeñar lo poco que tenía para sobrevivir”, dio a conocer José.

No se observaron las largas filas de otros años y es que la mayoría de los pignorantes vienen a refrendar.

“Ya no hay nada que empeñar, la situación está muy difícil y aparte de todo lo que le mencionaba, lo que viene, siempre nos toca la cuesta de enero, pero ahorita con todo esto de un año sin trabajar casi, está peor”, lamentó Lourdes, otra clienta del lugar.

La arquitecta Nelly acudió a refrendar unas joyas que empeñó el año pasado y que no ha podido recuperar por falta de trabajo y de ingresos.

Nos dijo que ha sido difícil sortear la pandemia y la cuesta de enero.

“Tengo a mi hermano que está al frente ha sido muy complicado él es médico del INER, el miedo del contagio, yo me contagie y estuve tres meses en recuperación y entonces sí ha sido muy complicado y la cuesta, bueno pues obviamente sin trabajo a cualquiera nos pega porque son los gastos de la casa y son los gastos de la escuela”, dijo Nelly.

Recorrimos varias casas de empeño y todas lucieron vacías.

La gerente de una sucursal privada nos explicó que el 2020 fue un año difícil también para estas instituciones de asistencia.

“Ahorita hay muy poca visita de nuestros clientes, como se ve está vacío por el momento a diferencia de otros años que es cuando nos visitaban en la cuesta de enero, pues la mayoría ya no tiene mucho que empeñar ya las cosas las tienen aquí adentro de meses pasados, yo creo que si estamos en un 60 por ciento menos de lo que teníamos antes, es mucho”, informó Martha Alicia Maya, Gerente Sucursal privada de Empeño:

Con información de Santos Briz

DMGS