Carne hecha en impresora 3D podría venderse a partir de 2021

Los creadores de las impresoras afirman que la carne cultivada en un laboratorio es más sana que la carne comercial ya que puede recibir la cantidad exacta de nutrientes adecuada

Alrededor del mundo diferentes startaps ya trabajan en cómo lograr fabricar un bife de carne a base de plantas, aunque otras empresa también experimentan con carne generada a partir de un pequeño número de células tomadas de una vaca y que podría ser vendida en 2021.

Te recomendamos: Científicos crean cornea artificial con impresora 3D

Eso sí que huela y sepa a carne pero sin sacrificar animales.

Y es que en un futuro no muy lejano en las casas se podrá cocinar carne que venga desde una impresora 3D.

Giuseppe Scionti, de CEO Novameat, dijo: “Estamos creando una matriz a base en plantas, pero estamos ordenando las fibras como si fueran fibras musculares, por lo que estamos micro-extrayendo estos filamentos para que el filete a base de plantas tenga, al mismo tiempo, la apariencia y la textura de un filete de carne real”.

Los creadores de estas impresoras afirman que la carne cultivada en un laboratorio es más sana que la carne comercial ya que puede recibir la cantidad exacta de nutrientes adecuada, no hay necesidad de agregarle antibióticos y es monitoreada en una incubadora.

El procedimiento es más fácil de lo que pensamos, en esta impresora se mezclan las proteínas vegetales, la grasa y el agua para producir un bistec.

Hasta el momento se han logrado imprimir de tres a seis kilos de carne vegetal por hora.

Una empresa israelí busca que en un futuro no muy lejano este tipo de impresoras  produzcan hasta 250 kilogramos en un día y así mejorar el medio ambiente además de evitar el sacrificio de las vacas.

A partir del 2021, el plan es vender las impresoras 3D a los distribuidores de carne y restaurantes, otra de las ideas de los creadores es que en algún momento, los filetes alternativos deberían ser más baratos que la carne real.

Y no solo se comienza a imprimir carne, unos estudiantes daneses han desarrollado un proyecto con el que le apuestan a un salmón impreso en 3D realizado también a base de plantas ha sido mucho más complejo porque no han conseguido igualar el sabor, el olor del pescado y los estándares alimentarios , sin embargo continúan en la búsqueda.

Con información de Said Ochoa 

LSH