Avanza caravana de cubanos y centroamericanos en Chiapas

Migrantes de América Central caminan en una carretera en el estado de Chiapas, México, durante su viaje hacia Estados Unidos, 30 de marzo de 2019

Este fin de semana las dos caravanas en las que viajan unos 3 mil migrantes centroamericanos y cubanos podrían encontrarse en Mapastepec, Chiapas, para continuar hacia la frontera norte de México.

La primera de ellas en la que viajan más de dos mil personas, 800 de ellos menores, salió este viernes de Acacoyagua, hacia Mapastepec, donde recibirán visas humanitarias que les entregará el Instituto Nacional de Migración (INM).

La marcha comenzó a las dos de la mañana para evitar los rayos del sol y la temperatura de 37 grados a la sombra.

Luego de diez horas y 26 kilómetros recorridos los migrantes llegaron hasta la unidad deportiva de Mapastepec.

Lo primero que hicieron al llegar fue dar gracias a Dios por su travesía.

“Me siento bien y feliz porque esa era la meta que traíamos, pues Dios no ha ayudado y pues me siento muy contento aquí, dijo Ever Isaí Galindo Murillo, migrante de Honduras.

Gracias a Dios por eso estamos contentos y le damos la gracias a él porque hemos llegado a donde verdad si deseábamos llegar”, explicó Vilma Serrano, migrante de Honduras.

Después los migrantes fueron formados en un campo de futbol para un acceso controlado al domo de la unidad deportiva.

La segunda caravana en la que viajan más de mil migrantes, 350 de ellos cubanos salieron de Huehuetán y caminaron 18 kilómetros hasta el municipio de Huixtla.

Yo voy muy emocionado, muy contento, vamos unidos y con ese lindo sueño americano de llegar allá arriba y de no ser así llevo la esperanza de quedarme en México nacionalizarme sino puedo pasar”, aseguró Santos Camilo, migrante de El Salvador.

En su trayecto las altas temperaturas provocaron entre los migrantes algunos casos de insolación y malestares en mujeres embarazadas quienes fueron atendidas por personal de Protección Civil.

Vamos un poco cansados pues la caminata está un poco, va despacio pero sí se martiriza por el sol y todo eso, se deshidrata y mal comido”, comentó Carlos Rigoberto Solano, migrante de El Salvador.

“Si tenemos que pagar este precio de caminar hasta la frontera de Estados Unidos estamos dispuesto a pagarlo”, precisó Ángel Aguilera Prado, migrante cubano.

Se espera que las dos caravanas se unan en Mapastepec, y puedan regularizar su situación migratoria, para continuar juntos su recorrido hacia los Estados Unidos.

Con información de Juan Álvarez

HVI