#MéxicoDecide

Candidatos de Morena, PRI y PRD a la CDMX en Despierta con Loret

Candidatos de Morena, PRI y PRD a la CDMX en Despierta

Claudia Sheinbaum. Carlos Loret de Mola, Alejandra Barrales y Mikel Arriola. (Noticieros Televisa)

Los candidatos al Gobierno de la Ciudad de México: Claudia Sheinbaum, de la coalición “Juntos haremos historia”; Alejandra Barrales, de la coalición “Por la CDMX al Frente”, y Mikel Arriola, del PRI, hablaron este miércoles en Despierta con Loret de sus trayectorias y de los problemas que enfrenta la capital del país.

Alejandra Barrales se presentó como abogada y maestra en Administración Pública. Aseguró que tiene muchos años preparándose para gobernar a la Ciudad de México, ya que ha defendido los derechos de la capital desde la Asamblea Legislativa.

“Junto con muchos hombres y mujeres logramos hacer de esta ciudad la número uno en derechos, en libertades”, subrayó.

Dijo que siempre ha defendido los derechos de los trabajadores, como lo hizo cuando fue dirigente nacional de sobrecargos. Señaló que ha sido secretaria de Educación, de Desarrollo Social y de Turismo durante tres gobiernos perredistas en la capital del país.

Subrayó haber sido legisladora, senadora de la República y presidenta nacional del PRD.

La candidata de la coalición “Por la CDMX al Frente” puntualizó que está creciendo en las preferencias electorales y que la gente está convencida de que ella es la persona adecuada para gobernar la capital de la República.

Por su parte, Mike Arriola, del PRI, dijo que ha tenido retos y los ha vencido. Aseguró que durante su labor en la Cofepris los precios de los medicamentos bajaron 85% y después se convirtió en el director más joven del Seguro Social. Aseguró que enfrentó una crisis de finanzas al frente del IMSS y en 2016 logró sacar un superávit y pasar de los números rojos a los números negros.

Se presentó como el candidato de la familia tradicional, dijo estar a favor de la salud, de la marihuana medicinal y también a favor de los derechos de los niños a tener en adopción a un padre y a una madre.

Aseguró ser “profundamente honesto”, ya que nunca ha robado ni un peso ni ha ido a ningún cargo público por dinero.

“Saqué a la institución más importante de la seguridad social de Latinoamérica de la quiebra y necesitamos sacar de la quiebra a la ciudad”, dijo Arriola.

Negó que la Ciudad de México sea la número uno en derechos y aseguró que es la número 31 en competitividad y una de las ciudades en los últimos lugares en materia ambiental, además de que en seguridad “somos la peor”, al igual que en movilidad.

Claudia Sheinbaum, de la coalición “Juntos haremos historia”, resaltó sus estudios en Física y su doctorado de Ingeniería en Energía; señaló que participó en un grupo para estudiar y diseñar políticas públicas para reducir la contaminación atmosférica de la Ciudad de México, lo que la llevó a ser secretaria de Medio Ambiente en el gobierno capitalino de Andrés Manuel López Obrador.

Aseveró que al frente de esta dependencia se logró bajar en 30% la contaminación atmosférica en la ciudad e implementó la primera línea del Metrobús, con lo que no sólo ganó la ciudad, sino también los transportistas y los usuarios.

Añadió que en 2007 tuvo la oportunidad de participar en el Panel Intergubernamental de Cambio Climático, que obtuvo el Premio Nobel de la Paz.

Dijo que quiere ser jefa de Gobierno porque la ciudad tiene serios problemas y el más grave es que sigue siendo una ciudad muy desigual y “la esencia de una ciudad innovadora es acortar las desigualdades”.

Aseveró que pretende cambiar la ecuación en la Ciudad de México y diseñar las políticas necesarias para saber exactamente lo que tiene qué hacer.

Sheinbaum destacó que va arriba en las encuestas y que atenderá a la ciudad con enorme responsabilidad.

EL TEMA DE LA CORRUPCIÓN

Sobre el tema de la corrupción, uno de los que más preocupa a la ciudadanía, Sheinbaum dijo que el Gobierno capitalino actual hizo que regresara la corrupción a la capital del país, pues le falló a la ciudadanía y le dio la espalda, porque no enfrentó los problemas.

Dijo tener autoridad moral y aseguró que su historia es totalmente pública.

Al respecto, Mikel Arriola hizo referencia a Rigoberto Salgado, delegado en Tláhuac, al que calificó como “narcodelegado”. Denunció que en el año 2000 entró el narcomenudeo a esa delegación y pese a eso, Morena tiene al funcionario como candidato en lugar de que esté en la cárcel.

El candidato del PRI denunció que la Ciudad de México es la que tiene mayor percepción de corrupción en todo el país y aseguró que los delegados de Morena y del PRD, “que son lo mismo”, se dedican a vender permisos y a modificar permisos de uso de suelo.

“Estamos profundamente hartos de la corrupción de la izquierda”, puntualizó.

Alejandra Barrales, de la coalición “Por la CDMX al Frente”, dijo estar de acuerdo en que regresó la corrupción al gobierno y puntualizó que esto se debe a las seis delegaciones de Morena, donde está probado que regresó la corrupción y puso como ejemplo a Tláhuac, Azcapotzalco y Tlalpan, donde la corrupción cobró vidas en el caso del colegio Enrique Rébsamen y del Tec de Monterrey, en referencia a las víctimas del sismo del 19 de septiembre pasado.

Acusó a Sheinbaum de guardar silencio ante estos actos de corrupción. Además, arremetió contra Arreola, y dijo que si hay alguien que no tiene autoridad moral para hablar de corrupción es quien se atreve a representar al PRI en una contienda electoral.

Barrales aseguró ser la única en la mesa de Despierta que ha hecho sus declaraciones patrimoniales desde hace más de 20 años y que han sido públicas, al igual que la tres de tres. “No tengo nada de qué preocuparme, no tengo nada que ocultar, mis declaraciones son públicas y están abiertas”, enfatizó la candidata.

Claudia Sheinbaum, de la coalición “Juntos haremos historia”, dijo que “aunque Mikel se vista de seda, priísta se queda” y negó las acusaciones de corrupción contra las delegaciones gobernadas por Morena.

Se refirió al terremoto del 19 de septiembre pasado y dijo que la CDMX vivió una tragedia, en la que murieron 228 personas, de las cuales 26 fueron del colegio Enrique Rébsamen, 19 niños y niñas.

Aseguró haber estado en el Rébsamen luego del sismo y que entiende el dolor de las víctimas y de las familias.

Sheinbaum afirmó que siempre va a estar del lado de las víctimas y de la justicia, pero dijo no entender que se utilice esta tragedia como centro de una campaña electoral.

“Te lo digo Alejandra, no solamente no es ético, es vil… yo soy la que te pido respeto para las víctimas”, dijo la candidata mientras era interrumpida por Barrales, quien la acusaba de no dar la cara a los familiares de las víctimas.

Sheinbaum aseguró haberse reunido con éstos y pidió serenidad a Barrales, que no la dejaba hablar.

“Quien hace la justicia en esta ciudad es la Procuraduría General de Justicia y los tribunales, los jueces, y el caso está ahí y siempre vamos a estar del lado de las víctimas y de la justicia”, enfatizó la candidata de la coalición “Juntos haremos historia”.

Presentó una carpeta con toda la información del colegio Enrique Rébsamen y se comprometió a ser transparente.

Pidió nuevamente a Barrales no usar la tragedia como parte de su campaña electoral.

La candidata de la coalición “Por la CDMX al Frente” respondió y afirmó que cuando llegue a la Jefatura de Gobierno le hará justicia a todas las víctimas del 19 de septiembre y a las familias que aún siguen sin hogar y de manera particular a la gente que sigue viviendo el dolor de haber perdido a sus familias y que son objeto de un doble agravio, es decir, cómo se atendió la tragedia y a las víctimas a las que no se les dio la cara y no se les dio información.

Aseguró que la reacción de Sheinbaum tras el terremoto fue esconderse y negó que ésta se haya reunido con los familiares de las víctimas. Dijo que al llegar a la Jefatura de Gobierno le dará seguimiento al caso para que no se siga ocultando información.

Por su parte, Mikel Arriola dijo, sobre el caso Rébsamen, que Sheinbaum tuvo conocimiento un año antes, de una revisión que hizo el INVEA a partir del uso del suelo y de los permisos que tenía la escuela.

En referencia a la corrupción, Arriola señaló que se debe parar la corrupción de los delegados y meter a la cárcel a los delegados que vendan los permisos y los usos de suelo, y a los que se alíen al narcotráfico.

Aseguró que la corrupción está asociada con la baja productividad. “Somos la ciudad número 31 de 32 en competitividad porque hay muchísimos trámites”, dijo.

Sugirió digitalizar todos los trámites de la economía para que no haya “presencialidad” y hacer un solo catálogo de trámites para reducir los costos.

Acusó que el número de visitantes a la Ciudad de México se ha reducido.

LA SEGURIDAD EN LA CIUDAD DE MÉXICO

Claudia Sheinbaum, de la coalición “Juntos haremos historia”, negó las acusaciones en su contra y dijo estar orgullosa de su trayectoria y de estar arriba en las encuestas.

La candidata presentó un diagrama de lo que será su programa integral de seguridad y habló de la necesidad de retomar el control central en la Jefatura de Gobierno, que se abandonó en esta administración. Acusó a Miguel Ángel Mancera de olvidarse de las reuniones de seguridad, de coordinación entre la Procuraduría y la Secretaría de Seguridad Pública.

Añadió que hay que ampliar y modernizar las cámaras de seguridad de la capital y mejorar la comunicación entre éstas y el mando de control.

Dijo que la mayoría de las cámaras de seguridad tienen una comunicación analógica y hace falta digitalizarlas para permitir usar científica y estadísticamente los datos.

Se refirió también a la necesidad de profesionalizar a la Policía y de modernizar a la Procuraduría de Justicia de la Ciudad de México.

Sheinbaum enfatizó que el tema central en la ciudad son “las causas” y la criminalización que se ha hecho a los jóvenes.

“En mi gobierno, nosotros vamos a dar oportunidades y derechos a los jóvenes, estamos hablando de educación, de deporte, de cultura y de derecho al empleo”, dijo.

Alejandra Barrales, de la coalición “Por la CDMX al Frente”, acusó a Sheinbaum de no haber podido mover absolutamente nada en los indicadores de seguridad cuando fue delegada de Tlalpan.

Afirmó que lo que “más le pega” a la ciudadanía es la seguridad, lo que tiene que ver con los robos, los asaltos. Se comprometió a tener, si llega a la Jefatura de Gobierno, a tener a la Policía más capacitada y a recuperar la confianza en los policías.

Subrayó que hay que dignificar al policía y pagarle mejor y aseguró que ha planteado un aumento progresivo vinculado a buenos resultados. Habló de la necesidad de un centro de monitoreo del transporte, que permita que éste cuente con videovigilancia.

La candidata de la coalición “Por la CDMX al Frente” se refirió también a la necesidad de apoyar a las familias con una serie de acciones, particularmente en favor de las mujeres jefas de familia, a las que propuso dar 2 mil 500 pesos mensuales.

Sobre las acusaciones contra Miguel Ángel Mancera en materia de seguridad, Barrales dijo que es muy difícil que a la ciudad le vaya bien cuando el país vive la peor crisis en violencia y en inseguridad.

“Un país gobernado por el PRI, que es el que nos tiene sumidos en esta situación”, dijo Barrales, y añadió que es muy difícil sacar adelante la tarea de la seguridad cuando hay seis delegaciones que gobierna Morena, donde se le abrió la puerta al narcotráfico.

Admitió que ha habido aciertos y se comprometió a fortalecer todo lo que ha funcionado y a rectificar lo que no está funcionando.

Mikel Arriola se refirió a los “20 años de caos en esta ciudad” y aseguró que cuando Sheinbaum fue delegada en Tlalpan subió la pobreza 12% y acusó que 20 años después de gobiernos de Morena y PRD hay 28% de pobres en la Ciudad de México y el ingreso se ha reducido dos mil pesos mensuales durante los últimos cuatro años y 7.5% de la población vive por debajo de la línea de pobreza.

Acusó a Morena y al PRD de condicionar la ayuda a la gente y aseveró que no se ha invertido absolutamente nada en seguridad y que se ha reducido el número de policías, estaciones y comandancias.

Arriola, candidato del PRI, planteó un millón de cámaras en toda la ciudad, asociadas a un centro de comando en cada delegación. Sugirió también aumentar los sueldos a los policías y duplicar el número de ministerios públicos.

Habló de la necesidad de reformar los reclusorios, de donde “salen las llamadas para extorsionar, de ahí salen extorsiones en la calle, de ahí sale mucho crimen organizado y narcomenudeo. Tenemos que recuperar el gobierno de los reclusorios”.

Sobre las acusaciones contra el delegado de Tláhuac, Sheinbaum aseguró que son falsas y que la Procuraduría de Justicia de la Ciudad de México no tiene ninguna orden de aprehensión.

Denunció que las delegaciones de Morena fueron “castigadas presupuestalmente por el partido que representa el Frente, o los partidos que representan el Frente, distribuyeron los recursos presupuestales dándoles 500 millones de pesos adicionales a sus delegaciones, mientras las delegaciones de Morena fuimos castigadas, y no las delegaciones de Morena, los ciudadanos que viven en esas delegaciones”.

La candidata aseguró que durante su gobierno, la forma de gobernar será institucional, y no de esta manera en donde el gobierno se ha convertido en un partido político y en un esquema de compra de votos.

Enfatizó que lo central en el tema de la seguridad pública y otros temas es la autoridad moral y no haber tenido una historia donde matemáticamente no dan la cuentas de lo que tienes con el ingreso que has tenido.

Agregó que las matemáticas no dan cuando se propone una beca para madres solteras que representa 30 mil millones de pesos y es un presupuesto que no alcanza en el gobierno de la ciudad.

Se comprometió a gobernar con responsabilidad, con un proyecto integral en seguridad pública.

Alejandra Barrales, de la coalición “Por la CDMX al Frente”, intervino y coincidió en la necesidad de tener autoridad moral, pero cuestionó la autoridad moral de Sheinbaum, en referencia nuevamente al caso del colegio Rébsamen.

Dijo que detrás de “este lamentable acontecimiento” hay corrupción y cuestionó por qué no se clausuró la escuela cuando ya había señalamientos de Protección Civil, por qué se autorizó a la escuela a construir toda una vivienda sin uso de suelo.

Mikel Arriola arremetió contra Barrales y le preguntó de dónde salió el dinero para comprarse una casa en Las Lomas y la acusó de tener un nuevo inmueble en calzada La Viga. Le pidió que aclare si no le va a salir otro inmueble y le pidió actualizar su tres de tres.

Acusó a Sheinbaum de haber cobrado indebidamente 70 mil pesos en el Conacyt, ante lo que la candidata dijo que jamás ha hecho nada ilegal y acusó a Arriola de usar cualquier recurso porque es muy difícil estar en el tercer lugar en las encuestas.

Alejandra Barrales intervino y destacó el “difícil papel” que está jugando Mikel Arriola en la contienda y se refirió a su campaña como “fantasías Mikel” porque se la pasa hablando de fantasías, la primera: que piense que puede ganar y gobernar una ciudad donde el rechazo al PRI es contundente.

Barrales acusó a Arriola de mentir sobre ella y reiteró que sus declaraciones patrimoniales son públicas, y que su declaración tres de tres está actualizada.

Sheinbaum, por su parte, se comprometió a hacer una política de austeridad republicana para acabar con la corrupción y con los privilegios de altos funcionarios de gobierno, que usan los recursos públicos para gastos médicos privados.

“Estos 25 mil millones de pesos nos van a permitir darle mantenimiento a la ciudad, dar inversión a la Ciudad de México, atender los programas sociales, atender un programa para que en las 300 zonas de mayor marginación social pueda haber oportunidades de educación, de deporte y de cultura para los jóvenes, que es el eje central de lo que estamos planteando. Nosotros estamos planteando una ciudad innovadora y una ciudad de derechos”, dijo la candidata de la coalición “Juntos haremos historia”.

Aseguró que el actual gobierno de la ciudad le quedó mal a los damnificados del sismo y que ella salió de la delegación Tlalpan con un programa de reconstrucción perfectamente identificado.

Barrales reiteró la importancia de que la gente revise las trayectorias de los candidatos y que vea cómo se ha actuado en los cargos públicos.

Aseguró que su prioridad es servirle a la gente, a diferencia de la de Sheinbaum, que es servirle a un solo hombre, Andrés Manuel López Obrador.

La candidata de la coalición “Por la CDMX al Frente” aseguró que cuenta con una trayectoria propia y que ha venido trabajando para defender los derechos de la gente de la Ciudad de México.

Afirmó estar preparada para gobernar a la ciudad y que a ella no le llamaron para ser candidata, además de que la gente confirma que la persona que conviene a la ciudad se llama Alejandra Barrales.

Mikel Arriola propuso atender el problema del agua y de la movilidad. Propuso cien kilómetros de Metro, tres trenes suburbanos y un Periférico para sacar el servicio pesado, así como otorgar una pensión a amas de casa, tres mil doscientos pesos mensuales,  así como crédito a los jóvenes para su primera vivienda y transporte público gratuito para ellos y trabajo durante el último semestre de la Universidad.

Prometió regular las manifestaciones, respetando el derecho a manifestarse, pero respetando el derecho a terceros.

Le preguntó a Sheinbaum si había vuelto a fumar marihuana, como lo hizo en la juventud, según lo declarado por ella misma, y la candidata contestó que eso no es el tema y expresó que coincide con Barrales en que la próxima gobernante de la Ciudad de México va a ser una mujer, pero se llama Claudia Sheinbaum, que llegará con un programa bien elaborado, sin ocurrencias, para solucionar los grandes problemas de la capital el país.

“Vamos a hacer de ésta una ciudad innovadora y sobre todo la ciudadanía está harta de corrupción y se requiere autoridad moral para dirigir los destinos de esta ciudad”, concluyó.

 

Con información de Despierta con Loret

AAE

CARGANDO...