Cancelan paro en metro de Buenos Aires por material tóxico tras anuncio de inspección

Cancelan paro en metro de Buenos Aires por material tóxico tras inspección

El secretario general de la Asociación Gremial de Trabajadores del Subterráneo y Premetro (AGTSyP), Roberto Pionelli (EFE)

La asociación gremial de trabajadores del metro de Buenos Aires canceló el paro que había convocado para el miércoles para protestar por la supuesta presencia de amianto (material tóxico) en los vagones, después de que el Gobierno de la ciudad anunciase un cronograma de inspecciones sobre los trenes.

El Secretariado Ejecutivo de la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro informó que ha recibido una invitación para asistir mañana a la Subsecretaría de Trabajo de la Ciudad “a efectos de elaborar el cronograma de inspecciones” sobre formaciones de trenes comprados a Metro de Madrid.

Es así que consideraron que “se encuentran dadas las condiciones” para suspender la medida de paro convocado para ese mismo día entre las 5.30 y las 8.30 horas.

Esta situación se da después de que los sindicatos del suburbano convocaran una huelga parcial de tres horas y media el pasado 13 de marzo para denunciar la presencia del material contaminante en los vagones.

En 2011, el Gobierno de la capital argentina compró a la empresa encargada del suburbano de Madrid cuatro trenes de seis vagones cada uno, de la serie CAF 5000, de los que tres estuvieron operando en la Línea B del metro porteño durante cinco años hasta hace tres semanas, cuando se retiraron preventivamente de circulación por el riesgo de que estuvieran contaminados.

“Como medida preventiva (…) sacaron de circulación las tres formaciones CAF 5000 que circulaban en la Línea B, ante las declaraciones que hizo el Metro de Madrid a medios españoles, según las cuales los coches contenían asbesto en componentes eléctricos, un material prohibido en ambos países”, explicó entonces la sociedad a cargo de la red de metro Subterráneos de Buenos Aires S.E.(Sbase).

Posteriormente, los sindicatos alertaron que otros coches comprados en 2014 a Metro Madrid –del modelo superior CAF 6.000- podían tener el mismo problema, por lo que Sbase decidió conformar una comisión de investigación para descartarlo, ya que remarcaron que el caso se reduce a una sola unidad “que se encontró en España” y que “no forma parte del lote vendido a Buenos Aires”.

No obstante, la empresa recalcó que, si se confirma el hallazgo de amianto en los CAF 5,000, emprenderán acciones legales contra la empresa madrileña por vender coches con este material, prohibido en ambos países al momento de la transacción.

La sociedad porteña recalcó la semana pasada que el amianto no representa riesgos para los pasajeros ni para los operarios siempre y cuando “no sea manipulado”, en la misma línea que la empresa del suburbano madrileño.

Con información de EFE

HVI

CARGANDO...