Recibe nuestras notificaciones con las noticias más importantes al momento.
Ver ahora

Mujeres realizan primera caminata espacial del 2020

Son las mismas astronautas que hicieron historia después de completar con éxito la primera caminata espacial a cargo de mujeres en octubre pasado
Las astronautas Christina Koch y Jessica Meir realizaron hoy la primera caminata espacial de 2020. (@NASA_Johnson)

Las astronautas Christina Koch y Jessica Meir realizaron la primera caminata espacial de 2020, con el objetivo de seguir con el reemplazo de las baterías del sistema de energía solar de la Estación Espacial Internacional (EEI).

Te recomendamos: NASA adelanta caminata espacial de mujeres

Son las mismas astronautas que hicieron historia después de completar con éxito la primera caminata espacial a cargo de mujeres en octubre pasado, meses después de que se canceló otra planificada con un equipo también femenino en marzo por falta de trajes adecuados.

Las astronautas de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA) tienen la misión de cambiar las baterías en el exterior de la Estación Espacial Internacional (EEI).

El lunes próximo, otro tripulación terminará de reemplazar las baterías de níquel-hidrógeno con nuevas de iones de litio que almacenan la energía generada por los paneles solares, reporta CNN.

La NASA precisó que esta es la caminata número 225 realizada en la Estación Espacial Internacional.

Koch batió el récord de permanencia de una mujer en el espacio con 328 días.

Astronautas dan mantenimiento a la EEI para futuros viajes comerciales

El 24 marzo del 2017, dos astronautas realizaron la primera de tres caminatas espaciales el viernes para llevar a cabo tareas de mantenimiento y preparar a la Estación Espacial Internacional para futuros viajes comerciales, mostró el canal de televisión de la NASA.

El comandante estadounidense de la estación Shane Kimbrough, de 49 años, y el ingeniero de vuelo francés Thomas Pesquet, de 39, salieron de la estación aproximadamente a las 11:30 GMT.

Trabajando a 402 kilómetros sobre la Tierra, los astronautas esperaban que la caminata durara 6 horas y media ya que debían reconfigurar al laboratorio espacial de 100.000 millones de dólares, operado por 15 países, y añadir puertos de acoplamiento para nuevas naves que desarrollan Boeing y Space Exploration Technologies, o SpaceX.

Kimbrough, en su quinta caminata espacial, se dirigió al salir hacia la manga central de la estación para actualizar un sistema de computación externo, para luego trabajar en los puertos de acoplamiento que serán utilizado por futuras flotas de vuelos comerciales al espacio.

La NASA está haciendo los cambios en la estación con la esperanza de que compañías privadas puedan llevar astronautas a la EEI para fines de 2018. Esto terminaría con el monopolio de Rusia de transporte de tripulación, un servicio que le cuesta a la agencia estadounidense más de 80 millones de dólares por persona.

Está planeada una segunda caminata espacial de Pesquet y la astronauta de la NASA Peggy Whitson para el jueves, cuando reconectarán cables hacia el nuevo túnel de acoplamiento. Una tercera caminata está planeada para cuando llegue una nave de carga que incluye elementos que serán instalados fuera de la estación.

Cuando las tareas estén terminadas, el lado estadounidense de la estación tendrá dos puertos de acoplamiento para naves de pasajeros y dos para naves de carga. Rusia tiene cinco puntos de acoplamiento.

Durante la caminata del viernes, Pesquet inspeccionó válvulas y otros componentes de los sistemas de enfriamiento de amoníaco de la estación. Los controladores de vuelo observaron una pequeña filtración en el sistema y quieren hallar su origen.

Con información de EFE.

ramg