Con cacerolazos, restauranteros de CDMX abren e insisten en que los dejen trabajar

Otros establecimientos que habían anunciado su apertura al público decidieron no hacerlo por temor a las sanciones

Cadenas restauranteras de la Ciudad de México cumplieron con lo anunciado y abrieron algunas sucursales al público.

Te recomendamos: Sheinbaum pide a restaurantes evitar aperturas y cumplir con las medidas por COVID-19

El restaurante de carnes, ubicado en la esquina de Paseo de la República y Reforma, ofreció servicio en la terraza.

“Un poco como un llamado al Gobierno para que por favor nos deje trabajar. Estamos esperando que quizás pudiera llegar la autoridad a apercibirnos, es nada más una solicitud amable para que cerremos y si fuera el caso pues se cierra”, dijo Sebastián, director de Marca.

Los clientes señalaron que es una buena oportunidad para apoyar a quienes dependen económicamente del giro restaurantero.

“Mientras sea abierto y este la sana distancia yo creo que sí debería estar abierto”, dijo Blas Rodríguez, comensal.

“Al venir del aeropuerto el viernes pasamos por unas zonas, que estaba atestada de gente la calle, comercios abiertos, el autobús venía repleto de gente y luego no permiten que los restaurantes abran, eso no lo entiendo, la gente tiene que vivir”, dijo Alejandro, turista y comensal.

Con cacerolazos, restauranteros de CDMX abren e insisten en que los dejen trabajar. FOTO Noticieros Televisa

Otro restaurante de mariscos, ubicado en la Colonia Condesa que había anunciado su apertura, solo abrió para protestar con 5 minutos de cacerolazos.

Su sucursal, ubicada en Polanco, abrió unos minutos, pero fue apercibida por la alcaldía Miguel Hidalgo.

“Hemos venido a hacer un apercibimiento, un exhorto a que el restaurante se apegue al semáforo rojo”, refirió Gustavo García, director jurídico alcaldía Miguel Hidalgo.

Restauranteros de pequeños y medianos comercios, piden al gobierno capitalino, les permita abrir al público.

“Lo que queremos es que el gobierno nos deje trabajar, no queremos apoyos ni nada, sólo trabajar”, señaló Alejandro, restaurantero de Condesa.

Otros establecimientos que habían anunciado su apertura al público decidieron no hacerlo por temor a las sanciones.

En tanto, meseros y cocineras de diversos restaurantes de la capital del país y del Estado de México se manifestaron en el Zócalo de la Ciudad de México.

“Necesitamos que ya abran”, dijo la cocinera Aidé.

“Solo necesitamos la apertura de los negocios formales”, enfatizó Gabriel.

La autoridad capitalina advirtió sanciones, y criticó el uso político que se le da a esta demanda.

“Va a haber sanciones, en primer lugar, apercibimientos como siempre lo hemos hecho, y si ya continúa este comportamiento pues habrá las sanciones correspondientes, suspensión de actividades o en todo caso multas también. Si hay quien quiere politizar, nosotros no vamos a entrar en el debate”, concluyó Claudia Sheinbaum, jefa de Gobierno CDMX.

 

Con información de Elizabeth Mávil y Guadalupe Madrigal

KAH