CLIMA Y FENóMENOS NATURALES

Cablebús detuvo su servicio antes de que ocurriera el sismo como lo marca protocolo de emergencia

Alrededor de 1 hora 20 minutos estuvieron esperando los pasajeros en las cabinas. Desde la estación se mantuvo contacto con los usuarios; siempre tuvieron luz, porque cuentan con paneles solares

La noche del sismo, el martes pasado, quienes viajaban en la línea 2 del Cablebús vivieron momentos particularmente angustiantes. Autoridades explicaron cómo fue el desalojo de pasajeros. 

Te recomendamos: Video: Pasajeros del Cablebús y vecinos captan momento del sismo

 “En cuanto ocurrió el sismo, lo que nosotros hicimos, bueno se activa la alarma sísmica, la tenemos, que la tenemos aquí, entonces al activarse la alarma sísmica lo que hacemos es oprimir este botón el cual frena el sistema ¿no?, es parte del inicio del protocolo detener el sistema antes del sismo”, afirmó Victor Jasso, técnico de Cablebús.

Así inició el protocolo de seguridad para la evacuación de 800 pasajeros que iban a bordo de la Línea 2 del Cablebús, y que se quedaron detenidos entre las estaciones Constitución de 1917 y Xalpa. Un tramo de unos 5 kilómetros de longitud, que registró una falla en la energía eléctrica de la estación 3 Buenavista.

Al activarse la alerta sísmica, todos los sistemas electromecánicos se detuvieron. Se procedió a vaciar las estaciones.

Las cabinas que iban en el otro tramo, entre las estaciones Santa Martha y Xalpa, se pudieron llevar a tierra y los pasajeros descendieron de inmediato.

Inició una revisión minuciosa en el sistema electromecánico y eléctrico y fue entonces cuando se dieron cuenta que uno de los generadores eléctricos de respaldo, de la estación 3 Torres Buenavista, presentaba una falla, por lo que no se podía reiniciar la operación en este tramo de la línea.

“El día del sismo, justamente estos generadores no tuvieron ningún problema, estaban activos, se activaron, etcétera, más bien donde no sucedió lo que debía de haber sucedido, tuvo que ver con que se encendieran en la estación 3, el generador más pequeño, que es el que le da electricidad a la estación. Los operadores tuvieron que esperar la revisión de una estación que no tenía luz en ese momento para ya después poder arrancar el sistema con sus motores, con estos generadores”, refirió Andres Lajous, secretario de Movilidad de CDMX.

Alrededor de 1 hora 20 minutos estuvieron esperando los pasajeros en las cabinas.

Gilberto Romero, fue uno de ellos, fue quién grabo un video que se hizo viral.

 “Cuando suena la alerta justo adelantito se detiene el Cablebús, la señora de al lado dice ‘¿qué pasó?, ¿por qué se detiene?, ¡la alerta sísmica!’, le digo: ‘no pasa nada, tranquila, esto está seguro’. Empezó a balancearse, se ve en el video entonces no sé si grabar o detener a la señora” dijo Gilberto.

Desde la estación se mantuvo contacto con los pasajeros en las cabinas; siempre tuvieron luz, porque cuentan con paneles solares.

 “Creo que ellos estaban más nerviosos que nosotros, decían, señores van a ahorita se empiece a movilizar, gracias, ósea estaban más nerviosos que nosotros”, refirió.

Habían pasado 20 minutos del sismo y subieron a las torres técnicos a hacer revisiones del cableado.

Y otro grupo de técnicos resolvía la falla en el generador de energía que proporcionaba luz a la estación 3.

“Ya quedó resuelto, así es. Sí, la eventualidad sería un corte del suministro eléctrico, estos son los generadores que en caso de que haya un corte del suministro eléctrico que se deben de prender. Y entonces, ese mismo día, de hecho, la noche después del sismo, ya que se hizo el desembarque se hizo la revisión y estaban ya funcionando en orden”, concluyó Lajous.

Con información de Guadalupe Madrigal

KAH