CRIMEN Y SEGURIDAD

Buscan a exsecretario de Seguridad Ciudadana de Tlaxcala por acoso sexual y desaparición forzada

El capitán de fragata Alfredo Álvarez Valenzuela huyó de su oficina cuando elementos de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada intentaron capturarlo

Las agresiones contra mujeres también se dan en contextos donde se institucionalizan prácticas violentas. Un caso es el del ahora exsecretario de Seguridad Ciudadana de Tlaxcala, Alfredo Álvarez Valenzuela, prófugo desde hace días porque se le investiga por distintos delitos, entre ellos acoso sexual y desaparición forzada.

Te recomendamos: SCJN suspende a uno de sus altos directivos por acoso sexual

El capitán de fragata Alfredo Álvarez Valenzuela se encuentra prófugo de la justicia. El fin de semana huyó de su oficina en la secretaría de Seguridad Ciudadana, en Tlaxcala, cuando elementos de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada intentaron capturarlo por su presunta participación en el delito de desaparición forzada.  Por ello el gobierno de Tlaxcala lo destituyó como titular de Seguridad estatal, cargo que ocupaba desde septiembre.

“Obedeciendo una instrucción de la gobernadora del estado, se determinó la suspensión de los efectos del nombramiento como secretario de Seguridad Ciudadana al C. Alfredo Álvarez Valenzuela”, detalló Sergio González Hernández, secretario de Gobierno de Tlaxcala.

Los hechos por los que se le investiga ocurrieron en septiembre de 2008, cuando Álvarez Valenzuela y otros 23 elementos de la Policía Federal encabezaron un operativo en el bar “Blue Martini” en Chihuahua.  Según el expediente 88/2014 de la Fiscalía estatal, los uniformados levantaron y desaparecieron a Alejandro Fontes Carrillo, un joven de 28 años.

A Álvarez Valenzuela también se le investiga por hostigamiento sexual agravado contra Erandy “n“, quien lo denunció por insinuaciones sexuales, en 2020, cuando él era director general adjunto de la Subsecretaría de Seguridad Pública federal, y ella, su subordinada. La mujer fue cesada tras hacer la denuncia penal.

“Ya no hay habitaciones y quiero que te quedes conmigo en la habitación. Le dije no, eso no va a suceder. La única forma en la que vas a estar segura es estando conmigo en la habitación porque yo fui Policía Federal y yo te puedo defender”, destacó Erandy, víctima de acoso en SSPC Tlaxcala.

El capitán sostuvo en esta entrevista que las razones para hacerle esta oferta a su exempleada fueron motivadas por seguridad. 

“Sí acepté, hice estos comentarios, vamos a Tijuana, Tijuana está considerada como una de las ciudades más peligrosas del mundo y llevo la responsabilidad de una abogada que no es operativa”, refirió Alfredo Álvarez Valenzuela, exsecretario de Seguridad de Tlaxcala.

No son las únicas irregularidades presuntamente cometidas por Alfredo Álvarez Valenzuela. En 2014, cuando era secretario de Seguridad en Acapulco, enfrentó investigaciones por tortura, privación ilegal de la libertad, lesiones y abuso de autoridad.

En octubre pasado, el periodista local Alberto Amaro fue agredido por policías a cargo de Álvarez Valenzuela, durante una transmisión en vivo. Artículo 19 denunció la detención arbitraria y violencia física contra el comunicador, que ha realizado varias coberturas sobre el trabajo del entonces comisionado de Seguridad en Tlaxcala.

“Me empujan me agarra del brazo otro de los elementos, me lo dobla, y es cuando me empiezan a golpear y uno de ellos dice, es él el que nos está  pegando con sus notas, es él”, insistió Alberto Amaro, periodista de La prensa de Tlaxcala.

Ese mismo mes, elementos de la Policía estatal de Tlaxcala, a su cargo, fueron sometidos a un entrenamiento con gas lacrimógeno. Uno de ellos sufrió un desmayo. La policía lo justificó asegurando que la práctica forma parte de una “capacitación permanente”.

Con información de Monserrat Ortiz

KAH