Buque hundido en Veracruz se convertirá en arrecife

Buque Comodoro Azueta, hundido en Veracruz, se convertirá en arrecife

Buque Comodoro Azueta, hundido en Veracruz, se convertirá en arrecife. (Semarnat)

Después de 41 años de servicio ininterrumpido en la Armada de México, más 30 años de servicio en la Marina de Estados Unidos, el casco del buque destructor Armada República Mexicana Comodoro Manuel Azueta D-111 fue enviado al fondo del mar, donde se espera que se convierta en parte del arrecifal de Veracruz.

En entrevista para Despierta con Loret, el almirante José Luis Vergara, oficial mayor de la Secretaría de Marina Armada de México (Semar), explicó que les llevó “seis meses preparar el buque en el astillero de marina de Tampico”. Se le pusieron “cargas de ruptura, para realizar bloques rectangulares por debajo de la línea de flotación. Se hicieron 16 cuadros, seis por debajo de la línea de flotación”.

Rafael Pacchiano, titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), señaló que la dependencia a su cargo solicitó “que se llevara a cabo en el sistema arrecifal veracruzano, donde está a 25 metros de la superficie. Está en una zona donde se permite el buceo, por lo que uno de sus beneficios será convertirse en atractivo para el turismo”. Detalló que “en dos meses se comienza a acercar la vida a este barco; las formaciones coralinas toman más tiempo”.

El almirante José Luis Vergara aseveró que el buque Azueta fue elegido porque “sus costos de operación eran elevados. Tenía 71 años de servicio, 41 en la Marina de México, pero participó en la Segunda Guerra Mundial, en la batalla del Atlántico; también participó en la batalla del Pacífico”.

Aseveró que es un barco “cargado de recuerdos; estuve allí como cadete, como capitán, como almirante, pero en esta nueva etapa, el buque no muere, continúa dando oportunidad a generar nueva vida”.

Pacchiano Alamán dijo que la experiencia de bucear en un buque hundido “es muy apreciada por quien practica el turismo de buceo”. Explicó que la zona arrecifal de Veracruz reúne “23 formaciones de coral, con más de 1,300 especies de flora y fauna y tienes ahora el buque para que los buzos puedan bucear adentro del barco”.

José Luis Vergara explicó que el buque Comodoro Manuel Azueta “ya no pertenece a la Marina, forma parte del parque arrecifal. Ahora la Marina vigila que no se deprede en esa área”. Detalló que es una nave de “93 metros de largo o eslora”, que tardó “20 minutos en hundirse”.

Rafael Pacchiano afirmó que el hundimiento fue lento “porque tiene que ser totalmente controlado, porque se necesita que caiga con estrategia, fue un proceso sumamente cuidadoso, la Semar se tardó dos años en limpiarlo, porque era muy importante que no tuviera contaminantes”.

De acuerdo con José Luis Vergara, el Azueta “se preparó de manera consciente, se lavaron los tanques, se removió el material aislante, los conductores eléctricos fueron removidos, fue un proceso verificado por Profepa”.

En una ficha informativa, la Secretaría de Marina (Semar) reveló que, durante su servicio en la Armada de México, el buque destructor realizó operaciones de transporte de personal, así como de instrucción a las escuelas profesionales técnicas, de entrenamiento, vigilancia y disuasión en áreas estratégicas de las costas mexicanas.

Esta unidad de superficie también fungió como buque escuela, efectuando cruceros de instrucción de cadetes de la Heroica Escuela Naval Militar y de otros planteles educativos navales.

La embarcación visitó puertos del país, así como de Argentina, Alemania, Brasil, Colombia, España, Francia, Holanda, Panamá, Perú, Puerto Rico, Rusia, Sudáfrica y Venezuela, por mencionar algunos.

Sus orígenes se remontan a 1943, año en que fue construido en Estados Unidos para ser adscrito a la Marina de esa nación con el nombre de USS Hurst, y participar activamente en diversas operaciones durante la Segunda Guerra Mundial, entre las que destacan la “Batalla del Atlántico” y en Pearl Harbor.

Formó parte de la flota mexicana de 1973 a 2015 y la asignación de su nombre se debe a la memoria del marino Manuel Azueta Perillos, quien tuviera una destacada intervención en la Gesta Heroica del Puerto de Veracruz, el 21 de abril de 1914. (Con información de Despierta con Loret)

 

 

tfo

CARGANDO...