Bucaneros de Tampa Bay celebran su título con desfile en botes y sin cubrebocas

Después de la victoria de Tampa Bay por 31-9 sobre los Kansas City Chiefs, una multitud de personas se reunieron en los distritos de entretenimiento de la ciudad
Tampa Bay Buccaneers celebran su título con desfile en botes y sin cubrebocas (Getty images, archivo)

Los nuevos campeones del Super Bowl LV, los Bucaneros de Tampa Bay, celebraron este miércoles la victoria con un desfile en botes a través del río Hillborough, cerca del centro de la ciudad, en la que hubo mucha fiesta, gran cantidad de cervezas, miles de aficionados y muy pocas mascarillas.

Te recomendamos: Hombre que irrumpió en el Super Bowl se comprará una jirafa con ganancias de apuestas

Cuando el desfile llegó a su fin, el entrenador en jefe Bruce Arians, 68 años, el de mayor edad que consiguió un título de Super Bowl, dijo que los Buccaneers podrían repetir fácilmente como campeones si el equipo permanece intacto.

Mientras que el mariscal de campo Tom Brady, otro veterano de 43 años, que logró su séptimo título de Super Bowl y el quinto premio de Jugador Más Valioso (MVP), que tendría que haber sido para el coordinador defensivo Todd Bowles, fue visto en un vídeo como lanzaba el trofeo Lombardi de la NFL desde su propio bote “Viva la Vida” a otro con más jugadores de los Buccaneers.

La captura por parte del ala cerrada Cameron Brate, que iba sin camisa, en un día soleado y agradable, provocó vítores salvajes de aficionados y otros jugadores de los Buccaneers, que dieron al equipo el segundo título de Super Bowl después de haber ganado el primero en el 2003.

Pero como sucedió durante la semana previa al Super Bowl, ninguno de los miles de aficionados presentes en la celebración y los propios jugadores y directivos del equipo cumplieron con los protocolos de salud y seguridad ante la covid-19.

La alcaldesa de Tampa, Jane Castor, había enfatizado que las personas que asistían al desfile debían usar mascarillas al aire libre y mantener el distanciamiento social.

Nada de eso se cumplió en la mayoría de los asistentes, que no llevaban mascarillas y mucho menos guardaban la distancia social de los dos metros establecidos en los protocolos.

También había decenas de personas en botes privados, kayaks y otras embarcaciones en el río para ver al equipo. Se les indicó que se mantuvieran al menos a 50 pies (15 metros) de los barcos que transportaban a los jugadores, siempre custodiados por la policía.

Después de la victoria de Tampa Bay por 31-9 sobre los Kansas City Chiefs, una multitud de personas se reunieron en los distritos de entretenimiento de la ciudad. Muchos fueron vistos sin mascarillas a pesar de las órdenes que los requerían.

Brian Ford, director de operaciones de los Buccaneers, dijo en un vídeo que los aficionados debían prestar atención a las reglas mientras celebraban la victoria del equipo, algo que no cumplieron los jugadores ni los propios directivos por los visto en los vídeos que han aparecido en las redes sociales.

Mientras que este mismo miércoles, el gobernador republicano de Florida, Ron DeSantis, arremetió contra los medios de comunicación cuando sugirió que hay parcialidad en la cobertura de la pandemia, particularmente en el Super Bowl LV celebrado en Tampa.

Pero el propio DeSantis, que asistió al Super Bowl LV, fue fotografiado en ocasiones sin usar una mascarilla a pesar de que se le exigía hacerlo durante todo el tiempo a las personas que estuviesen dentro del Raymond James Stadium, donde se celebró el partido.

Con información de EFE

HAVJ