Brenton Tarrant, autor de atentado supremacista en Nueva Zelanda, planeaba atacar una tercera mezquita

Brenton Tarrant, de 29 años, se declaró culpable en marzo pasado de 51 acusaciones de asesinato, 40 de tentativa de asesinato y una de terrorismo.
FOTO: Brenton Tarrant, autor del atentado supremacista en Nueva Zelanda. (Reuters, archivo)

El autor del atentado supremacista del 15 de marzo de 2019 en Nueva Zelanda contra dos mezquitas, que se saldó con 51 víctimas mortales, planeaba atacar una tercera mezquita, según el recuento de los hechos expuesto este lunes al inicio de las vistas para emitir condena.

Te puede interesar: Nueva Zelanda: Acusan de terrorismo a Brenton Tarrant, detenido por atentado en Christchurch

El australiano Brenton Tarrant, de 29 años, se declaró culpable en marzo pasado de 51 acusaciones de asesinato, 40 de tentativa de asesinato y una de terrorismo, por el ataque perpetrado en las mezquitas de Al Noor y Linwood, en la ciudad neozelandesa de Christchurch.

Tarrant, que podría ser condenado a prisión indefinida, fue trasladado desde una prisión de máxima seguridad en la ciudad de Auckland al Tribunal Superior de Christchurch para las vistas que en principio se extenderán hasta el jueves y en las que se escucharán los testimonios de 66 víctimas.

Vestido con una camiseta y pantalones grisáceos, Tarrant, que asumirá su representación legal, entró en la sala acompañado por cuatro guardias que procedieron a quitarle los grilletes con los que fue trasladado, según constataron los medios a través del acceso virtual habilitado  y en el que se pudieron apreciar por momentos sollozos entre algunas de las mujeres presentes.

El juez Cameron Mander, que remarcó que no emitirá su condena antes del jueves próximo, dio paso al fiscal de la Corona, Barnaby Hawes, para que hiciera un recuento de los hechos, que calificó de “perturbadores” antes de proceder a un registro público de los mismos que describió como “necesario”.

Hawes dio detalles por primera vez ante la justicia de la llegada de Tarrant a Nueva Zelanda en 2017, sobre cómo adquirió armas y municiones de tipo militar y sobre la planificación de los atentados, que incluyó vuelos de reconocimiento con drones sobre las mezquitas.

Tarrant trató de “causar la mayor cantidad de muertes posible”, remarcó el fiscal, que además afirmó que este crimen, parcialmente retransmitido en directo a través de redes sociales, buscaba “eliminar físicamente a los invasores” musulmanes y no europeos de Nueva Zelanda.

Howes dijo que los objetivos principales de los ataques fueron Al Noor y Linwood, y que Tarrant se hallaba “en camino” hacia otra mezquita en el momento de su detención.

Una de las doce víctimas que comparecieron ante el Tribunal durante la primera parte de la vista fue el imán Gamal Fouda, que estaba dirigiendo los rezos durante el ataque en Al Noor.

“Estabas equivocado y fuiste engañado … tu odio es innecesario. Has hecho que la comunidad mundial esté más unida con tus acciones diabólicas”, dijo Fouda dirigiéndose al acusado.

Por su parte, Maysoon Salama, que perdió a su hijo Ata Elayyan y cuyo esposo fue herido durante el atentado, recriminó a Tarrant haber dejado más de 51 huérfanos menores de 18 años, entre ellos su nieta de dos años.

“No te puedo perdonar…creo que el mundo no te podrá perdonar estos crímenes horribles”, espetó la mujer, que recitó pasajes del Corán en un proceso marcado por las restricciones de distanciamiento social impuestas por el rebrote de COVID-19 en el país.

Con información de EFE.

LLH