Ver ahora

Bonos de Pemex, ¿oportunidad de inversión?

Pemex ha sufrido por el colapso en los precios mundiales del crudo y una segunda rebaja hacia nivel de basura, está obligando a ciertos inversionistas a deshacerse de sus bonos
Bonos de Pemex, ¿oportunidad de inversión?, (Getty Images, archivo

Este jueves se conocieron los resultados del primer trimestre de la empresa estatal Petróleos Mexicanos (Pemex), la petrolera más endeudada del mundo, que reportó unas pérdidas en esos primeros tres meses del año de 562 mil 531 millones de pesos.

Te recomendamos: Pemex pierde lo equivalente a su presupuesto de 2020

Esa cifra multiplica por más de quince los 35 mil 719 millones de pesos, que perdió en el mismo lapso de 2019, y supone el 2.3% del PIB de México.

Pemex ha sufrido por el colapso en los precios mundiales del crudo y una segunda rebaja hacia nivel de basura, está obligando a ciertos inversionistas a deshacerse de sus bonos, de acuerdo con El Financiero.

La deuda de Pemex ha perdido casi un tercio de su valor desde principios de año. Sin embargo, algunos administradores de fondos dicen que el momento para comprar podría estar cerca.

Ante la baja reciente de sus notas por parte de agencias calificadoras, Pemex descartó acudir a mercados en tanto no observe una mejora en sus niveles de fondeo, por lo que buscará alternativas de financiamiento.

El director de Finanzas de Pemex, Alberto Velázquez García, señaló que la compañía tiene líneas de crédito revolvente por un monto agregado de nueve mil millones de dólares, que le brindan mayor flexibilidad para ejecutar en los mercados de deuda, particularmente en periodos de mayor volatilidad e incertidumbre, como los actuales.

“La empresa no acudirá a mercados en tanto no observe una mejora en sus niveles de fondeo, ya que consideramos que están por arriba de la evaluación justa o del costo aceptable por parte de Pemex y el gobierno federal”.

En este sentido, expuso que la petrolera analiza recurrir a fuentes de financiamiento distintas a las tradicionales, con el propósito de disminuir su costo y buscar diversificar la base de inversionistas.

Asimismo, se continuará con la política de administración activa de la deuda, por medio de ejercicios de manejo de pasivos orientada a mejorar el perfil de vencimientos de deuda a corto plazo, así como extender la vida media del portafolio.

Velázquez García opinó que la perspectiva de las calificadoras es una situación temporal, ya que con el regreso paulatino a las actividades se respaldará la recuperación económica de México, de la empresa y a nivel global.

Y es que, argumentó, en los últimos meses el panorama económico global se ha deteriorado rápidamente debido al coronavirus y a sus efectos económicos y ante esta situación las agencias calificadoras iniciaron un ciclo de ajuste a nivel global de las calificaciones crediticias, donde ni el gobierno mexicano ni compañía fueron la excepción.

“Las tres principales agencias calificadoras revisaron a la baja la calificación de Pemex, tras una acción similar sobre las calificaciones soberanas del gobierno federal y ante el deterioro de las perspectivas económicas mundiales, lo que trajo como consecuencia la pérdida de grado de inversión de Pemex.

Así, añadió, la empresa productiva del Estado implementó una estrategia que considera ajustes a su cartera de inversión, disminución de sus gastos, ahorros por negociación de mejores condiciones en contratos nuevos y actuales, ingresos provenientes de las coberturas de crudo contratadas y un esquema de financiamiento alternativo para fortalecer su posición financiera.

Con información de Noticieros Televisa y Notimex.

RMT