CONFLICTOS ARMADOS

Biden, ‘decepcionado’ por no poder cruzar de Polonia a Ucrania

Biden visitó la ciudad polaca de Rzeszów, cerca de la frontera con Ucrania; dijo que le hubiera gustado evaluar por sí mismo el impacto de la invasión rusa

  • Señaló que por motivos de seguridad no se le permitía entrar a territorio ucraniano
  • Elogió la ‘valentía, la pasión y la resiliencia’ del pueblo ucraniano, y las ‘agallas’ que están demostrando muchos civiles ante la invasión rusa

 

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, se mostró “decepcionado” por no poder cruzar desde Polonia la frontera con Ucrania para evaluar por sí mismo el impacto de la guerra en ese país, al asegurar que no le “dejan” hacerlo por motivos de seguridad.

Te recomendamos: Biden promete nueva ayuda a Ucrania y advierte a Rusia que ataque químico ‘desencadenaría una respuesta correspondiente’

Durante su visita a la ciudad polaca de Rzeszów, cerca de la frontera con Ucrania, Biden dijo que le gustaría haber podido entrar a ese país para presenciar la “valentía” de los ucranianos, que comparó con la del hombre que se situó ante los tanques chinos de la plaza de Tiananmén en 1989.

“Estoy aquí en Polonia para ver la situación humanitaria y, francamente, parte de mi decepción viene de que no puedo verlo de primera mano como he hecho en otros lugares”, afirmó Biden durante una reunión centrada en la ayuda humanitaria a los refugiados ucranianos.

“No me dejan, y supongo que es comprensible, cruzar la frontera y echar un vistazo a lo que está ocurriendo en Ucrania”, añadió el presidente.

Biden pareció confirmar así que lo más cerca que estará de la frontera ucraniana durante su visita a Polonia es la localidad de Rzeszów, situada a unos 100 kilómetros del país vecino, y que no repetirá lo que hizo hace veinte días el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken.

El pasado 5 de marzo, el jefe de la diplomacia estadounidense cruzó brevemente la frontera con Ucrania desde Polonia para reunirse con el ministro de Asuntos Exteriores ucraniano, Dmytro Kuleba, y se había rumoreado que Biden pudiera tener previsto un gesto similar.

No obstante, la Casa Blanca ha puesto el énfasis en la seguridad a la hora de planificar el viaje a Polonia, y hasta la madrugada del viernes no reveló que el mandatario tenía previsto desplazarse a la ciudad de Rzeszów, situada a algo más de una hora por carretera de la frontera con Ucrania.

Después de visitar a los militares estadounidenses desplazados allí, Biden participó en una reunión centrada en la ayuda humanitaria que se ha proporcionado a los más de dos millones de refugiados ucranianos desplazados a Polonia en el último mes.

Sentado al lado del presidente polaco, Andrzej Duda, Biden aseguró estar conmocionado por las imágenes que ha visto de lugares como Mariúpol, el principal bastión ucraniano en el mar de Azov, que está bajo asedio ruso.

“Parece algo de ciencia ficción, encender la televisión y ver cómo están algunas de estas ciudades”, lamentó.

Biden elogió la “valentía, la pasión y la resiliencia” del pueblo ucraniano, y las “agallas” que están demostrando muchos civiles ante la invasión rusa.

“Cuando ves a una mujer de 30 años de pie ante un tanque con un rifle… Recuerden lo que pasó en la plaza de Tiananmén. Esto es la plaza de Tiananmén al cuadrado”, afirmó Biden, en alusión al famoso “hombre del tanque” que arriesgó su vida durante esa matanza en 1989.

Rzeszów es la primera parada en Polonia de Biden, que mañana, sábado, se reunirá en Varsovia con refugiados ucranianos y dará un discurso sobre la respuesta aliada a la invasión rusa de Ucrania antes de poner fin a una gira en la que también visitó Bruselas.

Con información de EFE

AAE