Basílica de San Juan de Letrán en Roma tendrá Nacimiento hecho por mexicanos

El papa Francisco bendice el Nacimiento. (AP)

La Basílica de San Juan de Letrán en Roma tendrá un nuevo Nacimiento bendecido por el papa Francisco que fue realizado por el escultor mexicano Agustín Parra, y es el fruto de las donaciones hechas por los visitantes de la réplica de la Capilla Sixtina en México.

Antonio Berumen, director creativo de la Capilla Sixtina en México, informó: “Es un regalo que hemos traído de parte del pueblo de México para San Juan de Letrán, que es la Basílica del papa, la primera madre de las basílicas de todo el mundo”.

El Nacimiento será colocado en la Capilla de San Francisco, el primero en realizar un Nacimiento viviente.

Sandro Barbagallo, curador del Museo del Tesoro y las Obras de Arte de la Basílica de San Juan de Letrán, señaló: “Es un lazo histórico muy importante con un santo, que fue el primero en hacer un Nacimiento, pero sobre todo un santo que en esta basílica fue a ver al papa para pedir la autorización para la regla franciscana”.

El Nacimiento será expuesto cada año en Navidad.

Sandro Barbagallo, curador del Museo del Tesoro y las Obras de Arte de la Basílica de San Juan de Letrán, comentó: “Será el Nacimiento oficial de la basílica lateranense. Es un lazo que se estrecha entre México y la Basílica de San Juan de Letrán, es decir, la catedral del papa”.

El papa Francisco también bendijo una maqueta de la réplica de la Capilla Sixtina en México.

Antonio Berumen, director creativo de la Capilla Sixtina en México, dijo: “Como sabemos que no va a poder ir a visitarla, le queremos pedir que bendiga esto y mandarle la bendición a toda la gente que trabaja con nosotros. Vamos a llegar a los tres millones de visitantes”.

Al lado del Nacimiento, en la Basílica de San Juan de Letrán habrá una placa con la inscripción: “Don del pueblo mexicano”.

Querétaro enciende árbol de Navidad y coloca tradicional nacimiento

INAUGURAN MONUMENTAL NACIMIENTO DE ARENA EN EL VATICANO

Un monumental nacimiento hecho este año con arena de playa y el árbol de Navidad instalados en la Plaza de San Pedro del Vaticano quedaron hoy inaugurados con una ceremonia.

El nacimiento, realizado con 1.300 metros cúbicos de arena de la playa italiana de Jesolo, ha sido donado por el patriarcado de Venecia y la ciudad de Jesolo y fue esculpido durante semanas por cuatro artistas, el estadounidense Richard Varano, el ruso Ilyá Filimóntsev, la holandesa Susanne Ruseler y el checo Rodovan Ziuny,sobre una superficie de unos 25 metros.

El abeto de Navidad procede del Bosque del Cansiglio, en la provincia de Pordenone (nordeste de Italia), fue donado por la diócesis de esa localidad y tiene unos 21 metros de altura.

La decoración y la iluminación de la Plaza de San Pedro fueron realizados en colaboración con Osram, que ofreció un sistema que limita el consumo de energía.

El papa Francisco aseguró que el árbol y el pesebre son “dos signos que nunca dejan de fascinarnos, nos hablan de la Navidad y nos ayudan a contemplar el misterio de Dios hecho hombre para estar cerca de cada uno de nosotros” al recibir a los donantes del árbol y el nacimiento.

La arena, “material pobre, recuerda la simplicidad, la pequeñez con que Dios se mostró con el nacimiento de Jesús en la precariedad de Belén”, agregó el pontífice.

Instalan nacimiento con más de 500 figuras en asilo de ancianos en Mérida, Yucatán

Con información de Valentina Alazraki y EFE.
RAMG

CARGANDO...