Tras pandemia por coronavirus, subsisten 200 bares en Acapulco

Los lugares con espacio abierto operarán a un 50% de su capacidad y su horario será hasta la una de la mañana.

La actividad turística en Acapulco fue severamente golpeada por la pandemia y con la reapertura de los bares desde el jueves, este será el primer fin de semana de recuperación gradual para los dueños y empleados.

Te recomendamos: Repunta turismo en Acapulco: hoteles reportan 40% de ocupación

“Después de cinco, seis meses de no trabajar, pues aquí estamos dándoles servicio. Estamos tratando de acoplarnos nuevamente respecto al protocolo que ahora estamos manejando. Es un alivio porque realmente estamos todos muy tronados, pero ahora sí que tenemos que ponernos las pilas”, dijo Paco Figueroa, gerente de Bar Baby Lobster Acapulco

Bares y discotecas de Acapulco, Guerrero, reabrieron desde la noche de este jueves, tras casi medio año con las puertas cerradas, por las restricciones sanitarias que provocaron una severa crisis económica que intentarán combatir aun cuando el estado permanece en semáforo amarillo.

La Asociación de Bares, Discotecas y Restaurantes de la costera Miguel Alemán afirma que subsisten unos 200 bares del puerto.

“Pues poco a poco, empezando de cero, pues de algo a nada, pues ya es algo”, agregó Erick Lescaz, gerente del Bar Langosta Acapulco.

Con las medidas sanitarias implementadas por las autoridades, como cubrebocas en el personal y medición de temperatura a los clientes, los centros nocturnos, en la costera Miguel Alemán, los lugares con espacio abierto operarán a un 50% de su capacidad y su horario será hasta la una de la mañana.

Pero no todos los establecimientos sortearon la crisis. En mayo de 2019,  Román Hernández, de 27 años, y tres amigos más, abrieron un bar en Plaza La Joya, en la Zona Diamante, con un crédito bancario y ahorros. El lugar era el sustento de sus familias, pero los gastos les impidieron llegar al término de la cuarentena. En agosto pasado lo traspasaron por una cantidad mucho menor a la invertida y el monto se fue en deudas.

“Invertimos dinero, invertimos tiempo y después de cuatro meses nos quedamos sin colchón, sin deudas, el crédito de 200 mil se nos volvió a elevar”, agregó Román Hernández, exgerente de bar en Acapulco.

Los gerentes de los bares afirman que pasarán meses para recuperarse y confían en la solidaridad del turismo.

“Yo calculo que hasta diciembre, nos estaremos recuperando poco a poco. Que venga el turismo, que se divierta, que se sienta seguro”, insistió Paco Figueroa, gerente del bar Baby Lobster Acapulco.

“Deberías de venir a Acapulco, porque es parte de reactivar la economía, porque eso es lo que queremos, o sea, la pandemia sigue, hay que cuidarnos”, concluyó el turista Óscar López.

Con información de Guillermo Rivera y Jorge Ulloa

KAH