Recibe nuestras notificaciones con las noticias más importantes al momento.

Bancos mexicanos alistan captura de datos biométricos en medio de dudas

Los bancos mexicanos recopilarán los datos biométricos de sus clientes de forma obligatoria a partir de marzo de este año, una medida que combatirá el robo de identidad
Noticieros Televisa FUENTE: efe DESDE: CDMX
Fotgrafía que muestra el interior de un banco en México. (Cuarto Oscuro/ archivo)

Los bancos mexicanos recopilarán los datos biométricos de sus clientes de forma obligatoria a partir de marzo de este año, una medida que combatirá el robo de identidad, pero que despierta dudas sobre la salvaguarda y el manejo de la información personal, advirtieron este viernes expertos.

Te recomendamos: Banxico publicará a partir del jueves nueva tasa de referencia

La nueva disposición, establecida por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), exigirá a los bancos capturar la huella dactilar de los usuarios, lo que es “una de las formas más seguras para realizar transacciones”, explica Ignacio Sotelo, director de la Asociación Mexicana de Ciberseguridad (Ameci).

“Sin embargo, donde existen dudas es en la manera en cómo se pueda salvaguardar esa información. No sabemos si, por ejemplo, esas huellas dactilares van a guardarse en una base de datos plana o van a pasar por algún proceso de cifrado”, comenta Sotelo.

Los mexicanos reportaron 40.928 robos de identidad cibernéticos y tradicionales en los que reclamaron un total de 2.216 millones de pesos (117,9 millones de dólares) en la primera mitad de 2019,

indica el último reporte de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

Estos casos, que aumentaron 23,5 % con respecto al mismo periodo del año anterior, sitúan a México en el octavo lugar mundial en este delito, informa el Banco de México (Banxico).

Del total de estos crímenes, añade la institución autónoma, 67 % ocurrieron por pérdida de documentos, 63 % por hurto de cartera y 53 % por datos robados de una tarjeta.

Algunos bancos ya comenzaron el registro de datos biométricos, como Santander, que esta semana informó que invertirá 1.000 millones de pesos (unos 53 millones de dólares) para captar las huellas dactilares y faciales de 3,7 millones de clientes en una primera etapa.

Aunque el líder de la Ameci cree que la “medida es adecuada” y emula algunas disposiciones europeas, considera que en el contexto de inseguridad de México es “un tema bastante complicado”  porque es solo “una capa más” de la protección que debe existir.

“Si nos ponemos a pensar en los extremos que pudieran resultar del que tu huella sea la llave para hacer transacciones, la verdad es que la imaginación de la gente que delinque es bastante amplia y se pueden dar problemas también de seguridad, inclusive de la integridad de las personas”, señala Sotelo.

Con información de EFE

LSH