Autoridades niegan represión durante manifestación feminista en la Ciudad de México

Las autoridades niegan que la policía haya usado gas lacrimógeno o gas pimienta para dispersar a las manifestantes
La Policía de la CDMX usó extintores para replegar a las manifestantes (Samuel Servín Sandoval)

La Secretaría de Gobierno de la Ciudad de México negó, por medio de un comunicado, que se haya recurrido a la represión durante la marcha de mujeres realizada, la tarde del lunes 28 de setiembre, en la capital del país, para protestar contra la penalización del aborto.

Te recomendamos: Cientos de feministas marchan en la CDMX por la despenalización del aborto

En el texto se asegura que se impidió el paso de las manifestantes hacia el Zócalo por la presencia de otro grupo de inconformes en la zona, además de que algunas de las participantes en la movilización portaban objetos peligrosos, los cuales se negaron a entregar a cambio de que se les permitiera el paso.

“La Secretaria de Gobierno local informa que la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) aplica el Acuerdo para la actuación policial en la prevención de violencias y actos que transgreden el ejercicio de derechos durante la atención a manifestaciones y reuniones de la Ciudad de México, que se dio a conocer en agosto de este año, relativo a la solicitud de entrega de cualquier objeto que pueda representar un riesgo en el desarrollo de una manifestación pacífica”, se lee en el inicio del texto.

A continuación se explicaron las razones por las que se determinó encapsular al contingente y así evitar que continuaran su trayecto con destino al corazón del Centro Histórico, asegurando que en ningún momento se trató de una especie de represión.

“Se comunica que se rechaza la existencia de cualquier acción de represión, pues en todo momento se ha establecido una permanente coordinación con la Comisión de Derechos Humanos capitalina.

En este caso, en particular, las condiciones son distintas, pues se encuentra un grupo de conservadores, que se manifiestan en dos puntos del Centro Histórico: uno de ellos, el Zócalo capitalino, por lo que no podemos poner en riesgo a las mujeres que se niegan a entregar estos objetos, ni las personas que ejercen su derecho a la manifestación, a través de un plantón”, continúa el comunicado.

El texto concluye señalando que los elementos de la Policía no se han confrontado con las manifestantes y solo se han limitado a solicitar la entrega de objetos peligrosos.

“Entendemos y apoyamos toda acción a favor del bienestar de las mujeres, pero no compartimos acciones violentas. Aquí no hay confrontación con policías, los elementos de seguridad no están respondiendo a las agresiones, lo único que solicitan es que se entregue el materiales que pueda causaríamos para que prosigan pacíficamente su expresión”, concluye el comunicado.

En un texto previo, la SSC negó el uso de gases lacrimógenos por parte de la policía, al enfatizar que solo están equipados con su equipo de protección personal y extintores.

“Mujeres policías de esta Secretaría no utilizan gas lacrimógeno, ni gas pimienta para dispersar manifestantes; solo están equipadas con equipo de protección personal y extintores para mitigar cualquier incendio”.

Con información de la Secretaría de Gobierno de la Ciudad de México

JPG