#Migrantes

Autoridades detectan 52 puntos de cruce migratorio informal en Chiapas

Ya se preparan para trabajar de manera coordinada con la Guardia Nacional.

Autoridades detectan 52 puntos de cruce migratorio informal en Chiapas

FOTO: En Ciudad Hidalgo, Chiapas, hay preocupación ante la posibilidad de que con la Guardia Nacional se dé el cierre del comercio informal en el río Suchiate. (Getty Images)

En la frontera de Chiapas con Guatemala, aun no se han desplegado elementos de la Guardia Nacional. Sin embargo las autoridades ya se preparan para trabajar de manera coordinada.

Las autoridades municipales de Ciudad Hidalgo, Chiapas, tienen identificados 52 puntos de cruce migratorio informal a lo largo de 24 kilómetros en la zona.

Uno de ellos es el propio río Suchiate, donde los migrantes cruzan en grupos pequeños a través de las balsas y, ya en tierra, buscan veredas o caminos rurales para evadir los retenes migratorios.

Allí también hay preocupación ante la posibilidad de que con la Guardia Nacional se dé el cierre del comercio informal en el río Suchiate, a través de las balsas.

Es un gran desafío eso de reducir el flujo de migrantes.

A Tecún Umán, en Guatemala, llegan al día 500 guatemaltecos deportados desde México, en cuestión de horas varios vuelven a subirse a las balsas y cruzan de forma ilegal la frontera e ingresan a nuestro país.

¿De qué parte vienen?

“Hermosillo”, contestó Fabiola.

-¿Cómo cruzaron?

“En bus, en autobuses, en camiones”, agregó.

“Aquí estamos esperando a la familia”, dijo Juan Miguel Hernández, ciudadano guatemalteco.

¿De dónde los retornaron?

“De por ahí, de Sonora. Dicen que llegaron hasta Santa Ana. Hace como 15 días que salieron, aquí venimos a esperar”, señaló Juan Miguel.

En los últimos días, el Gobierno de México ha deportado a cientos de migrantes guatemaltecos, que fueron detenidos en diversas partes del territorio mexicano. Son entregados al centro de recepción de retornados en la ciudad fronteriza de Tecún Umán, en el departamento de San Marcos.

“Está lleno hay bastante gente. Aquí solo entran y toman la numeración y salen ya”, apuntó Cecilio Méndez, ciudadano guatemalteco.

Fabiola, su esposo José y su bebé de tres meses, son originarios del departamento de Jutiapa, ubicado al oriente de Guatemala.

Fueron detenidos en la ciudad de Hermosillo, Sonora, luego de haber recorrido más de tres mil kilómetros. Sólo les faltaba 280 kilómetros para llegar a Nogales.

“Solo nos revisan ya traen los papeles, hacen el reingreso al país con los papeles de retorno y ya”, comentó Fabiola, migrante de Guatemala deportada.

-¿Qué van a hacer, van a volver a regresar?

“Ahorita a descansar y después otra vez a regresar”, añadió.

– ¿Hasta lograrlo?

“Sí, es un sueño”, sostuvo.

Decenas de autobuses, contratados por el Instituto Nacional de Migración, provenientes del norte y centro de México, entregan diariamente a cerca de 500 guatemaltecos deportados, la mayoría mujeres y niños.

“Vienen las personas deportadas sin dinero, ya vienen sin recursos, desgastadas y empiezan en la ciudad ver lo que pueden lograr. Andan pidiendo dinero en las calles, algunos de ellos piden trabajo, otros la mayoría pide dinero nada más piden comida”, comentó Herbey Alay, síndico de la municipalidad de Ayutla, Guatemala.

Mario Alonso, originario del municipio de Mataescuintla, fue detenido por la policía migratoria, en el municipio de Metapa.

Estuvo tres días en la estación migratoria Siglo 21, en la ciudad de Tapachula. Fue deportado y entregado a las autoridades migratorias guatemaltecas. En el centro de retornados estuvo 10 minutos.

“Es mejor que se cansen ellos, de tanto deportarnos ellos y no, nos vamos a cansar, de tanto regresar, nosotros vamos a echarle las ganas, hasta poder estar allá, porque sabemos, la extrema pobreza y todo lo que está pasando en nuestros países centroamericanos”, dijo Mario Alonso, migrante deportado de Guatemala.

En cuatro ocasiones, Mario ha intentado llegar a los Estados Unidos.

Antes de subirse a la balsa para cruzar de nueva cuenta el río Suchiate, junto a sus compañeros de viaje rezan para que puedan alcanzar el sueño americano.

“Protégenos cualquier obstáculo que pódaMos encontrar en el camino sicariato, señor secuestro, todo señor te lo pedimos que tú lo quites de nuestro caminar señor amado. Nuestras vidas las pones en tus manos protégenos, de todo, en el nombre de Jesús, amen”, dijo Mario Alonso, migrante de Guatemala deportado.

Con información de Fátima Monterrosa y Jorge Ulloa.

LLH

CARGANDO...