Austeridad y salarios de magistrados, en Si Me Dicen No Vengo

Marina del Pilar, Vanessa Rubio, Rafael Pérez Gay, Martí Batres, Javier Lozano y Roberto Gil Zuarth junto a Joaquín López-Dóriga, en Si Me Dicen No Vengo. (Twitter @lopezdoriga)

Analistas y legisladores hablaron, en Si Me Dicen No Vengo, conducido por Joaquín López-Dóriga, sobre la polémica entre los magistrados de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador respecto a la Ley de Remuneraciones de Servidores Públicos.

En esta mesa de diálogo estuvieron la diputada de Movimiento de Regeneración Nacional, Marina del Pilar; Vanessa Rubio, senadora del Partido Revolucionario Institucional (PRI); el escritor Rafael Pérez Gay; el presidente del Senado, Martí Batres y los abogados Javier Lozano y Roberto Gil.

Al iniciar el debate, el escritor Rafael Pérez Gay aseguró que se debe revisar los salarios de los magistrados, pero el modo en que se ha hecho sólo indica que el presidente Andrés Manuel López Obrador ya representa dos poderes.

“Es un desencuentro desafortunado, me preocupa el tema de los equilibrios de poder y de pesos y contrapesos”, señaló la senadora Vanessa Rubio.

El presidente del Senado, Martí Batres, afirmó que no se busca el control del Poder Judicial por medio de la Ley de Remuneraciones, pues dicho dictamen se aprobó hace siete años.

“Morena busca una verdadera austeridad, por lo que es lamentable que la Suprema Corte no se sujete a la Ley de Remuneraciones”, comentó la diputada Marina del Pilar.

“No hay confrontación, cada poder toma sus decisiones y hay mecanismos constitucionales para resolverlos”, agregó Batres.

El abogado Lozano dijo que, desde su punto de vista, AMLO pretende someter al Poder Judicial y a los órganos autónomos por medio de sus salarios.

“La Ley de Remuneraciones de AMLO está afectado directamente a los trabajadores y eso es un problema gravísimo”, aseguró la legisladora Rubio.

Lozano comentó que al presidente López Obrador siempre le gusta estar peleando con sus detractores y atacando las decisiones que no le gustan.

El presidente del Senado recordó que muchos organismos autónomos dilapidan el dinero, son muy caros e ineficientes.

“Llama la atención que el presidente sólo ataque a órganos autónomos incómodos para él, como el INAI y la Suprema Corte”, señaló Roberto Gil.

Marina del Pilar detalló que Morena y AMLO están a favor de la separación de poderes, pero es necesario sujetarse a políticas de austeridad por la cantidad de pobres que viven en México.

“Estoy de acuerdo con la austeridad, pero considero que el Poder Legislativo está sometido a AMLO”, comentó Pérez Gay.

“Es ofensivo que los magistrados no ajusten sus salarios en favor de los más desfavorecidos”, argumentó Marina del Pilar.

El abogado Roberto Gil dijo que el problema no son los altos salarios, sino la estructura salarial de los servidores públicos.

El escritor Pérez Gay apuntó que en el Presupuesto de 2019 no está claro si se va a incluir las rebajas a los salarios de todos los funcionarios.

“Necesitamos una verdadera política de austeridad que no sea de adorno. Se necesita reconstruir el sistema de remuneraciones, pues el gobierno evade sus propias obligaciones fiscales”, señaló el abogado Gil.

“Austeridad sí pero que sea racional; y sí me preocupa la intromisión del Presidente en el Poder Judicial”, apuntó el abogado Lozano.

En su última intervención en el debate, Vanessa Rubio apuntó que “estamos a favor de abatir la desigualdad, pero no hay una claridad de cómo se va a hacer sin agredir a los organismos autónomos”.

“Todos estamos a favor de la austeridad, se necesita hacer una reforma integral y nos tenemos que sumar todos, la austeridad tiene que ser para todos, no puede ser sólo para unos cuantos”, afirmó Marina del Pilar.

Martí Batres concluyó el debate recordando que en el Senado se aprobó el plan de austeridad y los legisladores ya no tiene privilegios como peluqueros, vales de despensa, escoltas, bonos y demás prebendas.

Con información de Si Me Dicen No Vengo.

MAP/LLH

CARGANDO...